Viernes, 3 de Octubre de 2008

La guitarra flamenca con alma de jazz de Niño Josele encandila a Viena

EFE ·03/10/2008 - 10:43h

El "tocaor" almeriense Niño Josele cosechó anoche en Viena un gran éxito gracias a la fuerza creativa y la pulsación de su guitarra flamenca con alma de jazz.

El recital lo protagonizaron los temas de su disco "Paz", en su tributo a una de las leyendas del jazz, Bill Evans, junto a algunas composiciones inéditas que aparecerán en su proyectado nuevo álbum.

Con Josele estuvieron en la repleta sala de la "Radiokulturhaus" el bajista Alain Pérez y el percusionista Israel Suárez, "Piraña", quienes arrancaron varías ovaciones y bravos del público de forma espontánea durante el concierto.

Juan José Heredia (Almería, 1974), hijo y nieto de una legendaria dinastía de guitarristas flamencos, se ha metido en el bolsillo a unos espectadores entregados a la inusitada habilidad de quien ha trasladado a las seis cuerdas las creaciones de uno de los pianistas más influyentes de la historia del jazz.

El maestro de la cuerda jonda, siempre sonriente, estuvo bien acompañado por la brillantez rítmica del cajón y el bajo para crear momentos de gran compenetración y tensión musical con temas como "The Dolphin".

El púbico dedicó un largo aplauso tras el concierto, a lo que el trío respondió con una propina que volvió a encandilar al respetable, que sintonizó en todo momento con la heterodoxa propuesta de hermanar el flamenco y el jazz.

Esta es la segunda vez que Niño Josele viaja a la capital austríaca, donde ya estuvo el año pasado con uno de sus maestros, Paco de Lucía, a quien acompaña en todas sus giras.

El guitarrista reconoció a Efe que en el proceso de adaptación de los temas del pianista invirtió "muchas horas de trabajo, muchas horas de rompecabezas y muchas horas llorando".

"Caí enredado en sus redes y enamorado, lo vi muy claro", confesó sobre su amor incondicional por la música de Evans.

El "tocaor" reconoció que vio "vídeos de él, directos, me empapé de su biografía musical", antes de crear "Paz", en honor al tema "Peace Piece" del jazzista.

"El disco no está basado en las composiciones de Bill Evans, sino en la música que tocaba en directo, en la música que le gustaba", agregó recordando que ha aportado su personal visión respetando la melodía del pianista.