Viernes, 3 de Octubre de 2008

Filmotecas iberoamericanas piden más dinero y colaboración internacional

EFE ·03/10/2008 - 04:08h

EFE - Las filmotecas, cinetecas, cinematecas y otras instituciones encargadas de conservar el patrimonio fílmico de Iberoamérica solicitaron hoy más recursos económicos y mayor colaboración entre sí para recuperar y conservar las películas de la región.

Las filmotecas, cinetecas, cinematecas y otras instituciones encargadas de conservar el patrimonio fílmico de Iberoamérica solicitaron hoy más recursos económicos y mayor colaboración entre sí para recuperar y conservar las películas de la región.

En el marco del I Congreso de la Cultura Iberoamericana que se celebra esta semana en México, representantes de las instituciones analizaron el tema "El cine como patrimonio y memoria de un espacio multilingüístico", en una mesa moderada por José María Prado, director de la Filmoteca Española.

El representante de la Cineteca del estado mexicano de Nuevo León, Roberto Escamilla, destacó la importancia de la memoria cinematográfica como "nuestro imaginario colectivo para encontrarnos no solo con el pasado sino con el presente y futuro".

La titular de la Fundación Patrimonio Fílmico de Colombia, Myriam Garzón, explicó que en su país no hay laboratorios de restauración de películas propias, así que reciben ayuda de otras filmotecas, lo que ralentiza el proceso y provoca que solo se restauren una ó dos al año.

Añadió que Colombia no es una excepción, ya que de las 32 instituciones de esta clase que hay en Latinoamérica solo cuatro tienen laboratorios propios, el resto restauran las cintas con apoyos externos o pagan privados.

Pablo Pacheco, director de la Cinemateca Cubana, explicó que a pesar de ser una de las instituciones con mayor patrimonio con más de 10.300 archivos, la mayoría de ellos está muy deteriorada, aunque calculan que el 71% de los filmes se pueden recuperar, mientras que el 29% restante está en un estado de deterioro difícilmente reversible.

Explicó que requieren de unos cinco millones de dólares para restaurar y almacenar el material de forma óptima y en las condiciones de humedad y temperatura adecuadas.

Ángeles Sánchez, de la Cineteca Nacional de México, destacó que aunque esta institución pasó por épocas difíciles en el pasado, ahora está en un buen momento y alberga más de 14.000 copias propias y 4.000 en custodia.

Desde principios de esta década están comparando acervos con otras filmotecas, como la española, la de Buenos Aires, y la de Cuba, para entre todas proteger el patrimonio y rescatar películas perdidas.

De los largometrajes de ficción mexicanos documentados de 1907 a 2007, el 77% se ha encontrado casi completo, y ahora comenzarán la misma labor sobre cine mexicano documental.