Viernes, 3 de Octubre de 2008

Plácido Domingo reinaugura el aeropuerto de Chichén Itzá que conectará la zona maya

EFE ·03/10/2008 - 01:51h

EFE - El tenor español Plácido Domingo es recibido por la gobernadora del estado mexicano de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, durante su arribo al aeropuerto Kahua de Mérida (México).

La llegada del avión en que viajaba el tenor Plácido Domingo fue el acto principal de la reinauguración del aeropuerto de Chichén Itzá (sureste de México), que tras años de infrautilización aspira a convertirse en centro de transporte para conectar los principales sitios arqueológicos mayas.

El gobierno del estado de Yucatán ha invertido 70 millones de pesos (unos 7 millones de dólares) para comprar el 25% de las acciones del aeródromo, que era propiedad de empresas privadas, y 15 millones más (aproximadamente 1,5 millones de dólares) en mejorar sus instalaciones, explicó a Efe el secretario de Fomento Económico del Estado, Jaime Zetina.

El objetivo de esta inversión es convertir el Aeropuerto Internacional de Chichén Itzá en uno de los principales centros de transporte aéreo que conecten los lugares arqueológicos de la antigua cultura maya, de gran interés turístico, informó Zetina.

Para ello, el ejecutivo estatal ha otorgado el control del aeródromo al grupo Aeropuertos del Sur (Asur), que opera los principales núcleos de transporte aéreo de la zona, entre ellos el aeropuerto de Cancún.

El secretario adelantó que está planeado establecer líneas regulares que conecten Chichén Itzá con Palenque, también en el sur de México, y otros sitios mayas en Honduras y Guatemala.

El aeródromo de Chichén Itzá, inaugurado en 2000 y en el que aterrizaron en visita oficial, entre otros, los presidentes de Estados Unidos y España, George W. Bush y José Luis Rodríguez Zapatero, se encontraba, según la Secretaría, por debajo de su potencial.

Cuando el avión en que transportaba al tenor español desde la ciudad de Chihuahua (noroeste de México) aterrizó, dos camiones cisterna crearon un arco de agua por el que la nave pasó a modo de bautismo.

"Estoy muy emocionado con este recibimiento", comentó el cantante, quien recordó que el estado de Yucatán es una tierra muy querida para él, pues de niño pasaba largas temporadas en su capital, Mérida, acompañando a sus padres que eran cantantes de zarzuela.

A su llegada, Domingo fue recibido por un coro de niños que entonaban cánticos tradicionales en lengua maya y por la gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega.

"Chichén Itzá y Yucatán son el nuevo centro del mundo maya", dijo Ortega en su discurso de bienvenida en el que añadió que, por ello es un orgullo "conjugar la gran voz de Iberoamérica con los grandes monumentos de Mesoamérica".