Viernes, 3 de Octubre de 2008

Un empresario británico compra el 91'24 del capital social del Mallorca

EFE ·03/10/2008 - 00:01h

EFE - Los jugadores del RCD Mallorca celebran un gol.

El empresario británico Paul Davidson ha suscrito hoy un contrato privado de compraventa de acciones del Real Mallorca, que suponen más del 90 por ciento del capital social del club mallorquín, informó a EFE el Grupo DRAC, empresa del presidente de la entidad bermellona Vicente Grande.

"Binipuntiró, SLU y don Paul Davidson han suscrito en el día de hoy contrato privado de compraventa de acciones del Real Mallorca, representativas del 91,24 por 100 del capital social de esta entidad", indica el comunicado remitido a EFE.

"Formalizado el referido contrato, su eficacia queda supeditada a la autorización judicial preceptiva en el seno del procedimiento concursal en que está inmersa la entidad Binipuntiró, SLU", prosigue.

Una vez obtenida la referida autorización, siempre antes del próximo 15 de octubre, "las partes otorgarán la correspondiente escritura pública de compraventa", aclara el comunicado.

Hace días, Paul Davidson ya se había comprometido por escrito con Vicente Grande, a pagar 38 millones por el 91,24 por ciento del capital social del club balear.

Davidson, un hombre de negocios inglés que ha sido el primero en hacer público su interés por adquirir el Mallorca, envió entonces un documento a Grande en el que aportaba avales bancarios que garantizaban el pago de los 38 millones, según fuentes consultadas por Efe.

Sin embargo, el acuerdo debe ser ratificado por los administradores concursales y el juez, ya que Grande se declaró insolvente el pasado mes de junio al admitir su incapacidad para hacer frente a una deuda que supera los 800 millones de euros.

Grande presentó un concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) para catorce de sus empresas adscritas en el Grupo Drac, y también como persona física.

Entre esas sociedades figura Binipuntiró SL, a través de la cual el promotor controla el 93 por ciento del capital social del Mallorca. Por eso, cualquier operación de venta de esas acciones deben contar con la aprobación del juez.