Jueves, 2 de Octubre de 2008

Partido de trámite en la casa de Mozart

El Sevilla gana al Salzburgo después de aguantar el acoso inicial de los austriacos

ALBERTO CABELLO ·02/10/2008 - 23:04h

La eliminatoria ante el Salzburgo la dejó casi finiquitada Chevantón con un gol en el tiempo de descuento en el partido de ida. El 2-0 fue suficiente para el Sevilla, que el martes estará en el bombo para conocer a sus rivales en la fase de grupos. La moqueta de hierba artificial no fue impedimento para el equipo de Jiménez.

Fue todo muy previsible. El equipo austriaco se lanzó con todo a por un gol que hiciera cosquillas al enemigo. Lo intentó con balones colgados y segundas jugadas. Con apuros, el Sevilla aguantó con la portería a cero en la primera media hora. Fue el tiempo que tardó Duscher en hacerse con el partido. El argentino fichó a última hora por la salida de Poulsen y va a ser difícil que Jiménez le dé mucho descanso si hace partidos como el de ayer o el del domingo ante el Atlético de Madrid. Además de estar sobrio en la destrucción, el mediocentro se mostró acertado en el pase y fue el primer arquitecto de la ofensiva de su equipo.Navas ya pudo marcar en un duelo en solitario con el portero, pero el canterano continúa con la mira desviada de cara a puerta.

Eliminatoria decidida

El Salzburgo se dejó la vida en el arranque y ya no tenía mucho más que ofrecer. Kanouté selló la clasificación con un gol tras una buena jugada de Adriano por banda.

Ya no hubo más. Con la eliminatoria resuelta, el Sevilla se dedicó a disfrutar del contraataque. La velocidad de Adriano y Navas se presentó con facilidad ante la portería rival. Lo mejor de la segunda parte fue la facilidad para el regate de Lautaro Acosta.