Jueves, 2 de Octubre de 2008

Dos policías de Marbella, en la cárcel por agresión y violación

La prostituta supuestamente abusada se ratifica en su denuncia ante el juez

PÚBLICO ·02/10/2008 - 20:14h


La vergüenza de la corrupción policial azotó este jueves de nuevo Marbella. Dos agentes de la Policía Local ingresaron en prisión provisional sin fianza implicados en un caso de agresión sexual y maltrato a dos prostitutas, omisión del deber de perseguir delitos y tráfico de drogas, según fuentes judiciales, que no precisaron qué delito se le imputa a cada uno. Otra mujer entró también en la cárcel por su relación con los hechos.

Ricardo Puyol, juez del Juzgado de Instrucción 1 marbellí, no ha fijado aún la fecha para que declaren ante él los otros cuatro agentes detenidos en relación con el caso, que están en libertad con cargos tras haber ofrecido su versión a la Policía Nacional.

Estefanía, Nicole y Jacqueline, las prostitutas que declaran en calidad de testigos protegidos, afirman que los dos policías encarcelados y los otros cuatro frecuentaban el prostíbulo la Casita Azul, en la zona de Nueva Andalucía, donde los agentes tomaban drogas.

Nicole, que decidió denunciar después de que Jacqueline recibiera una paliza el pasado jueves, ratificó ante el juez su denuncia. Según esta, fue atada a una cama y violada hace cuatro meses por el mismo agente que había golpeado a su compañera. La paliza a Jacqueline, por la que quedó con varias costillas y la nariz rota, además de con los ojos amoratados, se produjo supuestamente después de que esta se negara a proporcionar cocaína a este agente, que ahora se encuentra en prisión. El otro policía encarcelado se habría limitado a asistir a todos estos hechos sin intervenir.

Por esta denuncia, ambos se encuentran detenidos desde el lunes. “Tengo miedo, dicen que nos van a matar”, dijo este jueves ante la prensa Estefanía, que aseguró que las palizas a sus compañeras eran “habituales” desde hacía “siete u ocho meses”. “Eran un grupo de amigos, pero cuando se acababa la droga empezaban las palizas”, añadió Estefanía. Las tres denunciantes vivieron instantes de tensión con familiares de los policías a su llegada a los juzgados, que despertó una gran expectación mediática.

Suspensión inmediata

La respuesta política al encarcelamiento fue inmediata. Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella (PP), firmó este mismo jueves un decreto de suspensión de empleo y sueldo de los dos policías locales, una medida cautelar hasta que haya una sentencia.

 El subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, subrayó que el comportamiento atribuido a los dos agentes encarcelados es “minoritario” y defendió la honorabilidad delconjunto de la Policía Local marbellí.