Jueves, 2 de Octubre de 2008

Verano 2009: juvenil de colores con Leonard y sexy con McCartney

EFE ·02/10/2008 - 18:38h

EFE - Una modelo luce una de las propuestas Prêt-à-Porter de Stella McCartney sobre la pasarela de París.

La nueva colección de Stella McCartney, siempre sexy, los estampados de Leonard, etéreos y ultrafemeninos para el verano 2009, la joyería exclusiva de Swarovski y la quinta edición de Moda Catalana fueron hoy algunos de los múltiples eventos de la sexta jornada de desfiles Prêt-à-Porter de París.

Leonard, casa de costura que desde hace años lucha por modernizar su imagen de especialista del estampado, se apuntó hoy un tanto por obra de la modista Veronique Leroy, quien ideó un etéreo, vaporoso y muy juvenil desfile, en el que cada modelo promete ser un placer para su portadora y para cualquiera que lo contemple.

Pantalones anchos, de amplios bombachos mil y una noches, minifaldas pero sobre todo vestidos, sobre tejidos estampados, cortos pero a menudo largos, holgados, volátiles, con aperturas laterales y en la espalda, y desde luego de colores, llenaron el Carrousel del Louvre de "maxivolúmenes".

Este era el hilo conductor que inspiró una silueta femenina hecha de lujo y sofisticación.

Inevitablemente generosa con el color, Leroy sembró beiges y arenas sobre fondo gris; malvas y parma junto a beiges; turquesas y marinos sobre tierras muy claros o fucsias, rosas y amarillos sobre fondo blanco, puntuados en ocasiones de malvas, azules, grises o rojizos.

Fueron pequeñas joyas floreadas, escotadas, con tirantes, de talle alto o bajo o con la cintura bien marcada, a veces con la espalda al descubierto, siempre sobre sandalias de tacón.

En el alto tacón, precisamente, coincidió Leonard con Barbara Bui, marca que abrió a continuación, en el mismo Carrousel del Louvre, su ritual estival 2009.

Construido aquí sobre conjuntos monocolores negros o blancos, en algunos casos marino y plata, con sugerentes detalles bordados en los tirantes de camisetas blancas de algodón, de corte tradicional o con profundo escote en V subrayado por gruesos ribetes bordados de pedrería.

Cazadoras de motorista de cuero negro, bordadas o claveteadas, minivestidos, pantalones anchos rectos o muy estrechos y ajustados, completamente slims, "desórdenes" de bordados ingleses, plisados, lazos "de serpientes y nidos de víboras" y puntillas de cuero dieron otro tono de feminidad resistente a la mujer Barbara Bui del verano próximo.

En los pies, serpiente pitón, lagarto, cuero y metal, para botines, zapatos de tacón y abundantes sandalias enrolladas hasta las rodillas en forma de botas altas.

Sexy también, pero ante todo en busca de una feminidad a flor de piel, Stella McCartney encontró su estilo en minivestidos, shorts y minitúnicas sobre turquesas, grises muy claros, verdes agua y celestes, a veces combinados entre sí, o en conjuntos blancos o grises, con efectos de transparencias muy gráficos.

De otro lado, más allá de las pasarelas, donde también está muy presente, Swarovski, especialista del cristal tallado y una de las múltiples marcas que reciben estos días previa cita, muestra en sus salones de la calle Saint Honoré sus dos líneas de joyería estival.

La dedicada a la muy alta costura, bautizada "Super Nature", con exhuberantes joyas y accesorios inspirados en la naturaleza, pero "locamente urbanos", y otra en la que la diseñadora Nathalie Colin retomó ciertas ideas de la anterior para un público más masificado.

Forman parte de la primera selectos bolsos de gala de edición limitada, construidos en pieles preciosas, joyería de ensueño y nuevos colores, como el coral anaranjado 'padparadscha' que tanto gustará a los amantes de la India.

Collares, brazaletes y anillos evocarán todo tipo de frutas rojas, moras, frambuesas y granos; y vegetaciones oníricas extravagantes y sensuales, de rara belleza.

Muy cerca de la calle Saint Honoré y del Louvre, el salón "Rendez-Vous Femme" abrió hoy sus puertas en el Museo del Jeu de Paume y en el Espacio Pierre Cardin, para mostrar hasta el próximo día 5 las propuestas de 170 marcas de diferentes países.

Entre ellas las de diez diseñadores catalanes, reunidos en la V edición de Showroom Moda Catalana que impulsa la Generalitat de Cataluña.