Jueves, 2 de Octubre de 2008

Ministra de Salud Sudáfrica dice que el sida será una prioridad

Reuters ·02/10/2008 - 14:24h

Por Rebecca Harrison

La nueva ministra de Salud de Sudáfrica, Barbara Hogan, instó el jueves a hacer del sida una prioridad después de años de controversia en el país africano por el respaldo poco convencional de su predecesor a la remolacha y el ajo como tratamientos para la enfermedad.

Hogan reemplazó a Manto Tshabalala-Msimang, quien fue removido del cargo cuando el presidente Kgalema Motlanthe formó un nuevo gabinete el mes pasado, luego de que Thabo Mbeki renunciara como jefe de estado.

Pese a que el país enfrenta una de las cargas más pesadas de VIH del mundo, los activistas acusan al Gobierno por su lentitud mientras el sida afecta a millones de sudafricanos.

Las actitudes y la concienciación sobre el VIH y el sida mejoraron pero se necesita "un trabajo y un liderazgo político persistente y consistente" para llevar el mensaje a todos, dijo Hogan en una conferencia de prensa.

Sudáfrica tiene una de las mayores incidencias de VIH en el mundo, con alrededor de 500.000 nuevas infecciones por año. Cerca de 1.000 personas mueren cada día en el país por enfermedades relacionadas con el sida.

Hogan, cuyo nombramiento fue bienvenido por los activistas defensores de los derechos de las personas con sida, dijo que impulsaría la administración de medicamentos antirretrovirales (ARV) a la mayor cantidad de personas posible.

Hogan señaló que evitaría las "soluciones económicas" y los "juegos políticos" y describió al sida como uno de los problemas de salud más graves que enfrenta Sudáfrica.

Apodado "doctor remolacha" por su promoción de ese vegetal, del ajo y de otros alimentos como tratamientos viables contra el VIH/sida, Tshabalala-Msimang fue acusado de negar la enfermedad por los científicos y los activistas locales.

Mbeki fue criticado muy duramente tras su llegada al poder en 1999, cuando cuestionó los lineamientos aceptados de la ciencia del sida y no puso a disposición de toda la población los antirretrovirales que salvan vidas.

Al ser consultada sobre si estaba preocupada de que su falta de experiencia en la atención médica pudiera perjudicar su desempeño en el puesto, Hogan dijo: "Seré más respetuosa de la opinión profesional.