Jueves, 2 de Octubre de 2008

Pendiente de confirmar la reunión europea, Sarkozy recibe a Balkenende

EFE ·02/10/2008 - 10:22h

EFE - La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

El Elíseo todavía no ha confirmado hoy la reunión europea inicialmente programada el sábado sobre la crisis financiera, en medio de una polémica sobre un plan de salvamento del sistema bancario de la UE.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, tiene previsto recibir hoy, para un almuerzo de trabajo, al primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende, para tratar precisamente sobre la respuesta europea a la crisis financiera.

Holanda precisamente desmintió estar en el origen de la idea de crear un fondo europeo de rescate del sistema bancario, como le habían atribuido ayer fuentes gubernamentales francesas, después de que éstas negaran ser los que habían alumbrado el dispositivo.

Según "Libération", fue el ministro holandés de Finanzas el que, en una reunión del Eurogrupo a mediados de septiembre, propuso dedicar a ese fondo un cierto porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) de cada país.

La ministra francesa de Economía y Finanzas, Christine Lagarde, en una entrevista publicada hoy en el diario alemán "Handelsblatt", explicó que ese plan podría financiarse bien con el presupuesto europeo, bien por los Estados miembros.

El objetivo sería comprar a las entidades bancarias los créditos que se han desvalorizado y que pesan sobre su balance, y, por tanto, pueden acarrear problemas de solvencia.

El departamento de Lagarde negó la cifra de 300.000 millones de euros que se filtró anoche, de acuerdo con la prensa francesa después de constatar la oposición de la canciller alemana, Angela Merkel, quien hoy dijo que su Gobierno "no puede ni quiere firmar un cheque en blanco para todos los bancos, se hayan comportado o no de manera responsable".

Merkel se ha mostrado, además, reticente a algunos puntos de la reunión que Sarkozy prepara para el sábado y que debería reunir a los líderes de los cuatro países europeos del G8 (Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido), así como a los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, y al del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Antes de esa mini-cumbre europea de crisis, el presidente francés recibió ayer al primer ministro irlandés, Brian Cowen, y hoy hace lo mismo con Balkenende.