Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

Un artificiero sufre afecciones en los dedos y otro agente es dado de alta tras la revisión

EFE ·12/11/2007 - 12:48h

EFE - Imagen de archivo del consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza.

El artificiero de la Ertzaintza herido grave hoy al explosionar un detonador de la bomba desactivada ayer en Getxo sufre afecciones en varios dedos de una mano, mientras que otro agente fue dado de alta después de que los médicos comprobaran que no ha sufrido lesiones en el oído.

Según informaron a Efe portavoces del departamento vasco de Interior, el artificiero fue trasladado estable al hospital de Cruces, en Barakaldo (Vizcaya), después de haber sufrido a las 10.30 horas de la mañana el accidente mientras analizaba las bombas desactivadas ayer en el Juzgado de Getxo.

Fuentes sanitarias explicaron que el agente está siendo "valorado" por los médicos del hospital, mientras que el otro artificiero fue dado de alta después de ser visto por un otorrino.

Según informaron a Efe fuentes policiales, el artificiero ha sufrido la amputación de varios dedos, unas lesiones que el departamento de Interior no ha confirmado, aunque lo considera probable.