Jueves, 2 de Octubre de 2008

Pakistán critica las incursiones de EEUU en su país

Reuters ·02/10/2008 - 05:47h

Las ofensivas militares de Estados Unidos contra los grupos armados en el interior de Pakistán amenazan con dañar los avances que han logrado las fuerzas paquistaníes y son una intromisión en la soberanía del país, afirmó el miércoles el nuevo canciller de Islamabad.

Shah Mehmood Qureshi dijo que los recientes ataques de las tropas estadounidenses contra los insurgentes talibanes y de Al Qaeda en las zonas tribales del lado paquistaní de la frontera con Afganistán podrían obstaculizar los esfuerzos del Gobierno por luchar contra el terrorismo en la zona.

"Me temo que un elemento relativamente reciente en esta ya complicada guerra amenaza con revertir lo que ya hemos logrado", dijo Qureshi en un discurso en la Woodrow Wilson School de la Universidad de Princeton. "Me refiero a los ataques de Estados Unidos en territorio paquistaní".

Las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán han sido tensas desde los ataques. Las autoridades estadounidenses insisten en que los combatientes relacionados con los talibanes y Al Qaeda utilizan las regiones tribales como base para lanzar ataques hacia Afganistán.

Sin embargo, Qureshi afirmó que las incursiones estadounidenses podrían aumentar la animosidad de la población de las zonas tribales y entre el resto de los ciudadanos del país.

"La población paquistaní ve con justicia que tales ataques son una violación a la soberanía de Pakistán", aseguró. "No debemos tomar ninguna medida que fortalezca la resolución de quienes están comprometidos con la violencia".

El ministro indicó que la lucha de Pakistán contra el terrorismo se ha visto perjudicada por las ofensivas de su aliado.

"Nos duele aún más cuando el agresor es nuestro amigo y aliado, Estados Unidos", afirmó. "Si hay que tomar medidas, esas medidas las tomará Pakistán".

Qureshi dijo que el Ejército paquistaní lucha desde 2004 contra los grupos armados de las zonas remotas y escarpadas de la frontera y que ha sufrido cientos de bajas.

Sin embargo, continuó, la fuerza militar por sí sola no puede ganar la guerra en esa zona o en Afganistán, donde los gobiernos, incluido el de Estados Unidos, deben ganarse el apoyo de la gente por otros medios.

"La fuerza debe combinarse con participación política, económica y social", sostuvo Qureshi. "La fuerza por sí sola es un objetivo insuficiente para ganar los corazones y mentes de la población".

El ministro se mostró "consternado" porque Pakistán sea visto por algunos estadounidenses como fuente de terrorismo, en lugar de como un socio en la guerra contra él, y aunque reconoció la presencia de talibanes y Al Qaeda en las zonas fronterizas, negó que sean sus bastiones y pidió a Estados Unidos y Afganistán más equipamiento y puestos de vigilancia, respectivamente.

/Por Jon Hurdle/.*.