Miércoles, 1 de Octubre de 2008

La subida de las pensiones mínimas se centra en las viudas

El presupuesto de 2009 da prioridad al colectivo sin cónyuge ni otros ingresos, con alzas del 6%. El objetivo es alejar a los pensionistas del umbral de la pobreza

B. CARREÑO ·01/10/2008 - 23:20h

Las pensiones mínimas no subirán por igual en todos los colectivos receptores de la prestación. El Gobierno dará un impulso a la revalorización de las pensiones de los más desfavorecidos: las viudas (o viudos) que viven solos y no tienen más ingresos que la pensión, o los jubilados sin cónyuge ni más ingresos. Para ellos se crea una denominación especial: “unidad económica unipersonal”.

Así, las pensiones para este colectivo subirán de media un 6% –antes de sumar la compensación por la desviación del IPC–, con el objetivo, según el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, de que se alejen del umbral de la pobreza.

Según el Instituto Nacional de Estadística, para un hogar de una sola persona el umbral de la pobreza se encuentra en 6.860 euros (datos de 2007). Un tercio de las mujeres mayores de 65 años en España viven bajo el umbral de la pobreza, son las más afectadas.

Con las pensiones presupuestadas para 2008 (antes de descontar el IPC) la pensión mínima para los jubilados menores de 65 años sin cónyuge a cargo se quedaba por debajo de este tope de pobreza relativa. También estaban por debajo del umbral de la pobreza los receptores de una pensión de incapacidad permanente entre 60 y 65 años. Además no se distinguía en las subidas a los que no tenían cónyuge de los que lo tenían cuando este último percibía otra pensión o ingreso.

Con la subida prevista por el Gobierno, que aún queda pendiente de la aprobación de las Cortes, todos los tipos de jubilación mínima superan este tope, así como las pensiones por incapacidad permanente, excepto la derivada de una enfermedad común para un menor de 60 años que, pese a ser la que registra un alza más elevada, del 7,55%, sigue siendo la de menos cuantía: 4.968 euros al año sin cónyuge a cargo. Los huérfanos y familiares beneficiarios también quedan por debajo de estos niveles.

El resto de las pensiones subirán un 2% más la desviación de la inflación –que se corrige en noviembre–. Además, según los Presupuestos, para 2009, se establece un complemento para las pensiones no contributivas: 364 euros anuales para los pensionistas que acrediten carecer de vivienda en propiedad y vivan en alquiler. Si en un hogar hay varios receptores de pensiones no contributivas, sólo podrá percibir el complemento el titular del contrato de alquiler.

El plan de recolocación pierde 68 millones

El plan extraordinario de orientación, el que fuera uno de los proyectos estrella del anterior ministro de Trabajo, Jesús Caldera, continuará en marcha el próximo ejercicio con una dotación muy inferior a lo presupuestado este año. Las cuentas presentadas ayer por la Seguridad Social reflejan un recorte de más de 68 millones de euros en el plan, desde los 201 millones de euros para gastar en algo menos de seis meses en 2008, a 132,5 millones de euros para todo el ejercicio 2009. El plan contemplaba la contratación de 1.500 orientadores por las comunidades autónomas. Según la secretaria general de empleo, Maravillas Rojo, no todas las comunidades han terminado este proceso a menos de tres meses del fin del ejercicio. También se contemplaban ayudas para la movilidad.