Miércoles, 1 de Octubre de 2008

2-1. El Atlético vence al Olympique de Marsella y mantiene su buen juego en Liga de Campeones

EFE ·01/10/2008 - 22:46h

EFE - El defensa checo del Atlético de Madrid, Tomas Ujfalusi (i) pelea un balón con el delantero senegalés Mamadou Niang, del Olympique de Marsella, durante el partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Campeones.

El Atlético de Madrid prolongó su sobresaliente vuelta a la Liga de Campeones con otro triunfo convincente, el segundo en otros tantos partidos de la fase de grupos, frente al Olympique de Marsella, al que el equipo rojiblanco derribó con los goles del argentino 'Kun' Agüero y Raúl García.

Fue un buen regreso del máximo torneo europeo al estadio Vicente Calderón más de once años y medio después, porque el conjunto del mexicano Javier Aguirre ofreció más argumentos para sentirse, junto al Liverpool, uno de los dos favoritos del grupo D. De momento, suma dos victorias, cinco goles a favor y sólo uno en contra.

"Es la 'Champions' y cura cualquier herida", decía el técnico en la previa. El Atlético, sin el uruguayo Diego Forlán y el portugués Simao Sabrosa, entre otros, y apenas tres días después de su primera derrota en casa -el pasado domingo contra el Sevilla-, lo confirmó en el duelo ante el Marsella.

Da igual, por ejemplo, que el argentino 'Kun' Agüero no esté al cien por cien. Es un futbolista tan decisivo que marca las diferencias en cualquier momento. Lo demostró en los primeros instantes, en los que otra acción genial, con control perfecto y regate incluido a los dos centrales tras un pase preciso por encima de la defensa de Maxi Rodríguez, le bastó para el 1-0 (m. 4).

Pero el Atlético no sólo tomó ventaja en el marcador en el inicio del choque, con el tercer tanto del '10' rojiblanco en dos partidos en la fase de grupos de la Liga de Campeones, sino que tuvo dos opciones clarísimas como para haber colocado el 0-2 antes del primer cuarto de hora, otra de Agüero y un cabezazo de Raúl García.

No lo logró. Y lo pagó. Porque en el Marsella, un bloque rápido en sus salidas al ataque e intenso en el centro del campo, pero algo limitado técnicamente, apareció Mathieu Valbuena, uno de los futbolistas con más talento de su equipo, para descubrir un hueco en la banda izquierda del Atlético.

Ahí envió un pase en profundidad, entre Mariano Pernía y la línea del área, mientras el lateral Laurent Bonnart superaba por velocidad al jugador rojiblanco para servir un pase al segundo palo, donde el senegalés Mamadou Niang, libre de marca, no desaprovechó la primera ocasión del Olympique de Marsella para transformar el 1-1.

El castigo fue inesperado, por las contadas apariciones del equipo francés por el área del argentino Leo Franco hasta ese momento, pero también momentáneo, porque el Atlético respondió en una falta lanzada por Pernía y tocada con el pie y en el primer palo por Raúl García para recuperar el dominio del marcador (2-1, m. 22).

En el camino hacia el descanso, no sufrió mucho más el equipo rojiblanco, bien cubierto en el centro del campo por el brasileño Paulo Assuncao y seguro en el eje de la zaga con el holandés John Heitinga (ya recuperado de sus molestias de rodilla, tras tres partidos de baja) y el checo Tomas Ujfalusi.

Antes del final de la primera parte, sólo un disparo de Niang, despejado con una ágil estirada por Leo Franco, inquietó el 2-1 del Atlético, que encaró la segunda mitad con la misma actitud, sin nerviosismo en defensa, con intensidad en el centro del campo y con 'Kun' Agüero en el ataque en busca de la sentencia del partido.

De él surgieron dos ocasiones más en el inicio de la reanudación. Dos paredes del delantero, la primera finalizada con un taconazo de Maxi Rodríguez que salió a unos centímetros del poste y la segunda rematada con un disparo desde fuera del área del francés Sinama Pongolle y despejada por Mandanda, dieron más confianza al Atlético.

Ya la tenía en defensa, aunque alterada por momentos por el Marsella, que inquietaba con acercamientos sin remate a la portería de Leo Franco, pero no asustaba lo suficiente al conjunto rojiblanco, salvo en un disparo de Valbuena o alguna arrancada de Niang, tan esporádicas como irrelevantes para el marcador.

Pero al Atlético, aun así, le tocó sufrir hasta los últimos instantes, sobre todo en otro lanzamiento del ariete senegalés, el futbolista más peligroso del Marsella en todo el partido, en el que el conjunto rojiblanco disfrutó con otro triunfo merecido para prolongar su fiesta entre los grandes de Europa.

- Ficha técnica:

2 - Atlético de Madrid: Leo Franco; Perea, Heitinga, Ujfalusi, Pernía; Paulo Assuncao; Maxi Rodríguez (Banega, m. 80), Raúl García, Miguel de las Cuevas (Luis García, m. 80); 'Kun' Agüero y Sinama Pongolle (Maniche, m. 66).

1 - Olympique de Marsella: Mandanda; Bonnart, Hilton, Erbate (Zubar, m. 46), Taiwo; Ziani, Cheyrou, Cana, Ben Arfa (Zenden, m. 51); Valbuena (Koné, m. 75) y Niang.

Gol: 1-0, m. 4: Agüero recoge un pase aéreo de Maxi Rodríguez, hace un control perfecto, regatea a los dos centrales y bate por bajo a Mandanda. 1-1, m. 16: Niang, solo en el segundo palo, cabecea un centro desde la derecha de Bonnart. 2-1, m. 22: Raúl García remata con el pie y en el primer poste una falta desde la derecha de Pernía.

Árbitro: Tom Henning Ovrebo (Noruega). Amonestó al local Pernía (m. 44) y a los visitantes Ben Arfa (m. 12), Taiwo (m. 21) y Cheyrou (m. 60).