Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Chabolas en primera línea de la playa de Cartagena

El poblado de la Algameca Chica lleva décadas sin luz ni agua corriente

D. DELGADO / J. PONS ·01/10/2008 - 23:04h

J. PONS - Un millar de personas viven en el poblado

La “Algameca Chica” es una ensenada natural junto a uno de los extremos del puerto de Cartagena y congrega unas doscientas viviendas –chabolas de madera y algunas casas de obra– que ocupan un millar de vecinos. El asentamiento nació cuando un grupo de pescadores aprovechó la orografía de la zona para instalar sus casetas. Parece un poblado pesquero natural del sudeste asiático pero se aprecia el abandono de los más elementales servicios públicos (agua, electricidad, saneamientos, recogida de basuras...).

Uno de sus vecinos es Pedro Martínez, un jubilado con una pensión de 600 euros. Este hombre critica la situación de desamparo que tiene el lugar y señala un culpable: las autoridades de Cartagena.

Sus habitantes han intentado subsanar parte de esas carencias con ingenio y trabajo. Así, el servicio de electricidad lo intentan suplir mediante un generador de energía eléctrica instalado por ellos. Pero, dada su escasez de potencia, no permite que se encienda más de una bombilla por vivienda y noche.

Además, cada casa cuenta con un depósito de agua que sus moradores han de rellenar según su consumo. Y un modesto y artesanal puente permite a los vecinos cruzar la ría en la que desemboca la acequia que lleva aguas fecales hacia el mar, a escasos metros de las viviendas. El mal olor inunda con frecuencia el ambiente. También flotan todo tipo de residuos, con el consiguiente riesgo para la salud. Los vecinos denuncian que, a pesar de una reciente obra municipal que pretendía encauzar los desperdicios hacia otro polígono, los vertidos siguen allí.

“Si el Ayuntamiento de Cartagena hubiera querido, ya habría subsanado las deficiencias”, se lamenta Pedro. Es la prueba evidente, según este vecino, de que los responsables municipales quieren “desmantelar el poblado”. “No nos iremos porque somos legítimos propietarios de las viviendas, muchas con más de un siglo, transmitidas de padres a hijos”, recuerda este hombre.

Balones fuera

El concejal de urbanismo de Cartagena, Joaquín Segado, aduce que el poblado no es competencia del Ayuntamiento por estar ubicado en terrenos del Ministerio de Defensa. Algo que no convence a los habitantes de la Algameca. Niegan que ocupen espacio de nadie, puesto que los terrenos de Defensa están vallados y con alambradas, y las parcelas del poblado están fuera de ese perímetro. El mantenimiento, dicen los afectados, le correspondería en todo caso a la Confederación Hidrográfica del Segura.
El tiempo pasa y las soluciones no llegan, pero los habitantes de la “Algameca Chica” no se resignan. A pesar del silencio y la pasividad de la administración, confían en poder, al menos, regularizar los servicios que les niegan a sus viviendas.