Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Un estudio sitúa el origen del sida en torno a 1908

Reuters ·01/10/2008 - 19:08h

El mortal virus del sida comenzó a extenderse entre los humanos en los albores del sigo XX en el África subsahariana, con la aparición de las ciudades modernas, según afirmaron el miércoles investigadores estadounidenses.

Los descubrimientos sitúan el origen del síndrome de inmunodeficiencia adquirida en humanos varias décadas antes de lo que se pensaba, según publicaron los científicos en la revista Nature.

Los investigadores piensan que el crecimiento de las ciudades, y los comportamientos de riesgo asociados a la vida urbana, pueden haber ayudado a la expansión del virus. Esta enfermedad no tiene cura y la forma de transmisión más común es el contacto sexual.

Las estimaciones previas situaban el origen del sida en torno a 1930. Pero Michael Worobey de la universidad de Arizona, en el estado de Tucson, cree ahora que el VIH comenzó infectando a los humanos entre 1884 y 1924.

El estudio está basado en fragmentos genéticos de 48 años de antigüedad procedentes una excavación donde se extrajo el nódulo linfático de una mujer embalsamada y enterrada en Kinshasa, en la República Democrática del Congo, ex Zaire.

La muestra, que data de 1960, es la segunda secuencia genética más antigua del virus del VIH-1 grupo M, la principal cepa del virus responsable de la pandemia del Sida.

La secuencia más antigua proviene de una muestra de sangre donada por un hombre en 1959 en Kinshasa, antes conocida como Leopoldville.

"Una vez que tienes dos puedes trazar líneas y compararlas", expresó Worobey en una entrevista telefónica.

"Una vez que se hace esto, ves que esas dos secuencias son muy diferentes. Eso implica que el virus ha estado ahí por un largo tiempo, incluso en 1959 ó 1960."

CALIBRAR EL RELOJ

Al comparar las dos muestras junto a docenas de otras secuencias ya conocidas del VIH-1, los científicos construyeron árboles genealógicos de esta cepa del virus.

"Esas secuencias antiguas ayudaron a calibrar el reloj molecular, que es esencialmente la velocidad de las mutaciones que se acumulan en el VIH", dijo Worobey.

"Una vez que tienes ese ritmo, puedes efectuar un rastreo y hacer una suposición de cuándo se originó el ancestro de la cepa que originó la pandemia del VIH. Es ese antecesor el que situamos alrededor de 1908, con un margen de error de 20 años".

Las investigaciones de los excrementos de chimpancés sugieren que el virus saltó desde los primates hacia los humanos en el sur de Camerún. Worobey cree que la enfermedad se expandió entre la población local hasta que una de las personas infectadas fue a Kinshasa, donde tuvo más oportunidades de extenderse.

Worobey piensa que en los 60, varios miles de personas pueden haber sido infectados con el virus del VIH. Para 1981, el resto del mundo comenzó a reconocer la pandemia, que ha afectado ahora a 33 millones de personas, matando a 25.

Sin embargo, Worobey ve esperanza en el estudio.

Si el virus no hubiera sido llevado a la ciudad, no podría haber sobrevivido al salto a los humanos.

"Eso implica que hay cosas que podemos hacer para no darle una oportunidad de expandirse", expresó Worobey.

La prevención es uno de los temas más importantes en torno al VIH, afirmó el Dr. Anthony Fauci, directo del Instituto Nacional de Alergia y enfermedades infecciosas, que ayudó a financiar el estudio.

"Por cada persona que ponemos en tratamiento, de dos a tres personas en el mundo en desarrollo se infectan", expresó en un entrevista telefónica. "La única forma de conseguirlo es a través de la prevención".