Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Estudio retrotrae el origen de la pandemia del sida a 1908

Reuters ·01/10/2008 - 18:37h

Por Julie Steenhuysen

El letal virus del sida comenzó a expandirse entre los seres humanos al iniciarse el siglo XX en Africa subsahariana, justo cuando empezaban a surgir las ciudades modernas en esa región, informaron el miércoles investigadores.

Este hallazgo retrotrae varias décadas el origen del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), informaron los expertos en la revista Nature.

El equipo de especialistas considera que el crecimiento de las grandes ciudades y las conductas de alto riesgo relacionadas con la vida urbana habrían ayudado al virus a diseminarse.

Por el momento no existe cura para el sida, que es transmitido con mayor frecuencia a través del contacto sexual.

Estimaciones previas colocaban el origen de la epidemia en 1930. Pero Michael Worobey, de la University of Arizona en Tucson, ahora cree que el VIH comenzó a infectar a los humanos entre 1884 y 1924.

La investigación se basó en fragmentos genéticos de hace 48 años extraídos de un nódulo linfático de una mujer de Kinshasa, en la República Democrática del Congo, antiguamente Zaire.

La muestra de 1960 es la segunda secuencia genética más antigua del grupo M del VIH-1, la principal cepa del virus responsable de la pandemia del sida.

La secuencia más vieja proviene de una muestra de sangre de 1959, de un hombre también de Kinshasa, anteriormente conocida como Leopoldville.

"Una vez que se tienen dos (secuencias genéticas), se puede alinearlas y compararlas", señaló Worobey en una entrevista telefónica.

"Una vez que se hace eso, se ve que estas dos secuencias son muy diferentes. Esto significa que el virus ya había estado allí un largo tiempo aún en 1959 o 1960", agregó el autor.

CALIBRAR EL RELOJ

Al colocar las dos muestras juntas con decenas de otras secuencias genéticas obtenidas previamente del VIH-1, los investigadores construyeron árboles genealógicos de esta cepa del VIH.

"Esas secuencias antiguas ayudaron a calibrar el reloj molecular, que es básicamente la tasa a la cual se acumulan las mutaciones en el VIH", dijo Worobey.

"Una vez que se cuenta con esa tasa, se puede trabajar hacia atrás y descifrar cuándo se originó el ancestro de la cepa pandémica del virus del sida. Es ese antecesor el que fechamos en 1908, con un margen (de error) de 20 años más o menos", explicó el investigador.

Los estudios de heces de chimpancés sugieren que el virus se expandió por primera vez de los simios a los humanos en la región sudeste de Camerún.

Worobey cree que la enfermedad se diseminó lentamente entre la población local hasta que una de las personas infectadas fue a Kinshasa, donde tuvo más posibilidades de expandirse.

Worobey considera que en la década de 1960 muchos miles de personas se habrían infectado con VIH. En 1981, el resto del mundo comenzó a reconocer la pandemia, que actualmente afecta a 33 millones de personas y ya causó la muerte de 25 millones.

Con todo, Worobey ve cierta esperanza en el estudio.

"El VIH es uno de esos patógenos que casi se lo podría pensar como viviendo en el límite de la extinción", indicó el autor.

Si no hubiese sido llevado a una ciudad, no habría sobrevivido al salto a los humanos.

"Esto implica que hay cosas que podríamos hacer para que realmente no tenga la posibilidad de expandirse", dijo Worobey.

La prevención de la enfermedad es uno de los temas más importantes en el VIH, manifestó el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, que ayudó a financiar el estudio.

"Por cada persona que ponemos en tratamiento, dos o tres se infectan en el mundo en desarrollo", agregó Fauci, quien señaló que la única forma de ganar la lucha contra el sida es a través de la prevención.