Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Ellos eligen la red y ellas tiempo en familia para ser felices

Reuters ·01/10/2008 - 17:16h

Para los hombres, la felicidad está a un sólo click de distancia mientras que la calidad del tiempo que se pasa en familia hace sonreír a las mujeres, según un estudio australiano sobre lo que hace feliz a las personas.

La investigación sobre "el parámetro de la felicidad", que encuestó a más de 8.500 australianos entre 18 y 64 años, reveló que el descanso y el tiempo de relajación son las actividades más agradables mientras que el ejercicio físico es menos proclive a hacer feliz a la gente.

"Los australianos construyen su felicidad semanalmente, no por las posesiones ni los logros pero a través de las actividades divertidas y las interacciones significativas con los otros", dijo Karen Phillips, directora general de The Leading Edge, la consultora que dirigió el estudio, realizado durante una semana en agosto.

Tantos los hombres como las mujeres, en total un 63 por ciento de los encuestados, eligieron la relajación como la actividad que más felices les hacía, pero ese es el punto donde las concordancias entre los sexos acaban.

Cerca de la mitad de los hombres afirmaron que la felicidad significaba navegar en Internet, esparcirse con juegos online o visitar redes sociales como Facebook, en comparación con el 39 por ciento de las mujeres.

Un 55 por ciento de las mujeres expresaron que la comida y el tiempo en familia era lo que les hacía felices, en comparación con el 45 por ciento de los hombres. Las mujeres también afirmaron ser más proclives que los hombres a disfrutar con sus mascotas.

Más hombres que mujeres, un 48 por ciento frente a un 40, se sintieron felices intimando con otra persona, mientras que el 38 por ciento de los hombres, y sólo el 28 por ciento de las mujeres, afirmaron que la bebida y los amigos les otorgaba disfrute.

Las mujeres expresaron con más frecuencia sentirse felices leyendo, comiendo o comprando regalos.

Sin embargo, Phillips aseguró que el estudio también desmoronó varios estereotipos de género, revelando que las compras de ropa y zapatos sólo otorgaban felicidad a un 30 por ciento de las mujeres mientras que cada vez más hombres y mujeres con hijos nombraron el sexo y el romance como fuentes de alegría.

"Es importante no hacer presunciones sino hacer investigación cuando se buscan motores de la felicidad para mejorar el rendimiento de una marca", agregó.