Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Más deuda para las eléctricas por falta de liquidez en subastas

Reuters ·01/10/2008 - 17:00h

Las eléctricas tendrán que seguir cargando en sus cuentas con el sobrecoste de vender la electricidad a un precio inferior al que costó generarla, un diferencial adeudado a las empresas que alcanzará los 13.000 millones de euros en 2008, tras el fracaso del Gobierno en su intento de sufragarlo mediante el mercado de deuda.

"Las eléctricas pueden soportarlo, por supuesto. Pero es un problema, y grande, porque esa deuda sigue creciendo", dijo una fuente del sector.

El llamado déficit tarifario es resultado del actual sistema de tarifas reguladas, que son insuficientes para sufragar los costes de generación. Las eléctricas se anotan la diferencia en deuda pendiente de cobro y van recaudándola con pagos adelantados del Estado devueltos a largo plazo por los consumidores a través de la factura de la luz.

unas subastas similares a las de deuda en la que se ofrecía a los bancos los derechos de cobro a cambio de efectivo con un diferencial - quedó desierta el martes víctima de la crisis crediticia.

En la práctica, las eléctricas no percibirán los ingresos por la subasta, generalmente destinados a reducir una deuda que, por otra parte, continúa engordando día a día.

"El fracaso en la titulización del déficit implicaría una mayor deuda y una menor liquidez para las eléctricas", dijo UBS en una nota a clientes.

Según cálculos del Ministerio, el déficit para 2008 sumará 5.000 millones de euros, aunque fuentes del sector creen que finalmente la cifra será superior.

ENDESA, PRIMERA ACREEDORA

El importe pendiente de cobro varía en relación con la capacidad generadora de las compañías. Endesa, que genera un 44 por ciento del total, carga con la mayor deuda, más de 4.000 millones de euros acumulados a junio sobre una deuda total de 13.000 millones.

Según los cálculos del Ministerio, la deuda por déficit de Endesa aumentaría en otros 1.000 millones de euros en la segunda parte del año.

La segunda mayor acreedora es Iberdrola, que tiene una cuota de generación del 35 por ciento. La empresa cargaba a junio con unos 3.000 millones de euros de deuda ligada al déficit.

Fenosa, que tiene un 13 por ciento del total, atesoraba una deuda a junio de 500 millones de euros sobre un saldo negativo total de 6.000 millones.

La eliminación del déficit se ha convertido en una prioridad para el Ministerio de Industria, según fuentes del sector. En recientes intervenciones, el titular del Ministerio, Miguel Sebastián, se fijó como objetivo acabar con el déficit y avanzó que mantendría reuniones con las eléctricas para buscar soluciones.

aunque los gobiernos no suelen decantarse por esta opción por su elevado coste político.

/Por Clara Vilar/