Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Suplemento reduce efectividad de terapia contra cáncer de pecho

Reuters ·01/10/2008 - 16:15h

La genisteína, un suplemento alimentario popular derivado de la soja, reduce la efectividad del principal tratamiento contra el cáncer de mama, la terapia inhibidora de la aromatasa, según ensayos en animales.

Dos tercios de las mujeres desarrollan tumores mamarios "dependientes del estrógeno", es decir, que crecen más rápido con esa hormona.

A esas mujeres se les suele indicar un inhibidor de la aromatasa, como letrozol (Femara), que impide la producción del estrógeno en el cuerpo que promueve el crecimiento del cáncer de mama.

Un equipo de investigadores halló que, al imitar los efectos del estrógeno en el cuerpo, el estrógeno vegetal o "fitoestrógeno" presente en una gran cantidad de suplementos alimentarios pueden contrarrestar el efecto de la terapia inhibidora de la aromatasa.

"Pensar que un suplemento alimentario puede revertir los efectos de un fármaco muy efectivo está en contra de los grandes beneficios observados de las isoflavonas de la soja", declaró el autor principal del estudio, el doctor William Helferich, profesor de ciencias alimentarias y nutrición humana de la University of Illinois.

En ratones hembras con tumores mamarios estrógeno-dependientes, el equipo dirigido por Helferich halló que el letrozol daba menos resultado ante la presencia de la genisteína. Y a mayor concentración de genisteína, menor efectividad del medicamento.

Según el estudio publicado en la revista Carcinogenesis, las dosis de genisteína presente en los suplementos que utiliza la mayoría de las mujeres para aliviar los sofocos y otros síntomas de la menopausia eran lo suficientemente poderosas como para contrarrestar la efectividad del letrozol.

Los tumores mamarios dejaban de crecer ante la presencia del letrozol únicamente, pero continuaban su desarrollo ante la combinación con genisteína.

"Estos ensayos destacan la importancia de la interacción de los suplementos alimentarios con estrógeno con las terapias para el cáncer de pecho y la posibilidad de contrarrestar los efectos positivos de un tratamiento efectivo, como los inhibidores de la aromatasa", dijo Helferich a Reuters Health.

"Esos compuestos tienen acciones biológicas complejas, que aún no se conocen por completo. Los suplementos alimentarios con fitoestrógenos derivados de la soja aportan dosis suficientemente altas como para ser un tema de preocupación asociado con las pacientes y sobrevivientes del cáncer de mama", finalizó el autor.

FUENTE: Carcinogenesis, septiembre del 2008