Miércoles, 1 de Octubre de 2008

La OTAN urge el envío de más tropas a Afganistán antes de que la situación empeore

EFE ·01/10/2008 - 17:35h

EFE - Actualmente la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, cuenta con más de 52.000 soldados de unos 40 países aliados y asociados a esa organización.

El máximo responsable de las tropas de la OTAN en Afganistán, el general estadounidense David McKiernan, urgió hoy el envío de tropas adicionales a ese país y más apoyo para combatir a la insurgencia militar antes de que la situación siga empeorando.

McKiernan, que tomó el mando de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán el pasado junio, lamentó la falta de recursos de las fuerzas internacionales para afrontar el conflicto en ese país.

"Es necesario que el aumento de la capacidad militar que venimos pidiendo desde hace tiempo llegue lo antes posible", dijo el general en una rueda de prensa en el Pentágono.

El general, que hoy mismo tiene previsto reunirse con el presidente de EE.UU., George W. Bush, explicó que no sólo se trata de enviar más tropas, sino de más ayuda económica y más apoyo político también.

El jefe de la misión de las fuerzas de la OTAN en Afganistán dijo que han detectado un incremento de combatientes extranjeros, principalmente de Pakistán, aunque también de Chechenia, Uzbekistán y Arabia Saudí, e incluso de Europa.

Aunque valoró la intervención del Ejército paquistaní en la frontera con Afganistán, indicó que todavía es pronto para determinar su efectividad.

Fuentes militares estiman que la violencia en Afganistán ha aumentado un 30 por ciento en lo que va de año respecto a 2007.

Los talibanes se han asociado a las redes de la organización terrorista Al-Qaeda y no han dejado de cometer atentados, que han aumentado considerablemente en los últimos años.

Durante 2008, han muerto más soldados estadounidenses que en cualquier otro año desde que en 2001 Estados Unidos invadió Afganistán.

"Estamos involucrados en un combate muy duro", afirmó McKiernan.

"La posibilidad de que la situación, en vez de mejorar, pueda ser peor es real", agregó.

El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, sostuvo la semana pasada que intentará mandar más tropas a Afganistán a partir de la primavera que viene.

Algunos oficiales han cifrado en 10.000 el número de soldados adicionales que serían necesarios para entrenar al Ejército afgano y seguir luchando contra la insurgencia.