Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Los trabajadores peor pagados de la "City" se manifiestan contra los "tories"

EFE ·01/10/2008 - 15:26h

EFE - El líder del Partido Conservador británico, David Cameron, abandona, discurso en mano, el Hotel Hyatt de Birmingham (Reino Uniado), hoy, 1 de octubre, antes de asistir en el Centro Internacional de Convenciones a la conferencia anual del Partido Conservador.

Trabajadores con empleos mal remunerados en el sector financiero británico se manifestaron hoy a las puertas del congreso del Partido Conservador para denunciar la supuesta corrupción de sus líderes, que han aceptado fondos de especuladores.

Varias decenas de manifestantes convocados por el sindicato Unite se congregaron frente a la sede del congreso en Birmingham (centro inglés) antes de que el líder "tory", David Cameron, pronuncie su esperado discurso de clausura.

"Queremos recordar que hay miles de personas que trabajan en la "City" de Londres y, en general, en el sector financiero que no reciben grandes primas ni sueldos millonarios, sino todo lo contrario", dijo a Efe la portavoz sindical Cath Speight.

"Ellos son los que van a pagar el pato", añadió.

Disfrazados con caretas de cerdo y bombines, los manifestantes blandieron pancartas con eslóganes como "Cameron cheesy and sleazy" (Cameron cursi y corrupto) y "Los amiguetes de Cameron causaron la crisis crediticia".

"¿Por qué tenemos que pagar nosotros los platos rotos (con los despidos) mientras los peces gordos siguen cobrando cifras millonarias?", declaró un trabajador del departamento de recursos humanos del banco Lloyds TSB, que no quiso revelar su nombre por temor a represalias.

"Ya es hora de que los accionistas, que tanto se han beneficiado en estos años de la especulación, asuman alguna responsabilidad", agregó.

El pasado lunes, el programa "Dispatches" de Channel 4 reveló que el Partido Conservador ha recibido millones de libras de grandes especuladores de la "City" y de multimillonarios cuyo domicilio tributario se sospecha que está en paraísos fiscales.