Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Convocan encierros y una manifestación contra las ilegalizaciones de ANV y EHAK (PCTV)

EFE ·01/10/2008 - 15:11h

EFE - Los representantes de la izquierda abertzale Aitor Etxeberria (i), alcalde de Oiartzun, y Nico Moreno, alcalde de Elorrio, durante la rueda de prensa que ofrecieron hoy en San Sebastián.

La izquierda abertzale llevará a cabo los tres próximos días encierros en dependencias municipales de distintos ayuntamientos vascos y navarros, entre otros actos de protesta por las ilegalizaciones de ANV y EHAK (PCTV) que culminarán el próximo sábado con una manifestación en Bilbao.

El alcalde de Elorrio (Vizcaya), Niko Moreno, ha hecho hoy este anuncio en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, en la que ha comparecido junto al primer edil de Oiartzun, Aitor Etxebarria, entre otros representantes de la izquierda abertzale.

Moreno ha explicado que la manifestación que tendrá lugar en la capital vizcaína discurrirá bajo el lema "Democracia para Euskal Herria, stop al estado de excepción".

Además de esta marcha, desde mañana hasta el sábado, representantes de la izquierda abertzale celebrarán encarteladas y otros actos de protesta en distintos municipios vascos y navarros, en algunos de los cuales también organizarán encierros durante los que mantendrán reuniones con distintos agentes con los que analizarán conjuntamente la situación política.

Durante su intervención, Moreno ha condenado la "borrachera represiva que está sufriendo Euskal Herria", al tiempo que ha responsabilizado al Gobierno del PSOE de las ilegalizaciones de ANV y EHAK, así como del "estado de excepción" que, a su juicio, existe en el País Vasco.

Ha lamentado asimismo "el camino emprendido por el Gobierno francés deteniendo a miembros de Batasuna con la intención de dejarla fuera de la ley".

"Esta 'pasada' y la gravedad de esta situación no tienen parangón en ningún lugar de Europa", ha opinado Moreno, antes de afirmar que la sociedad vasca se encuentra "aún en los parámetros más salvajes del franquismo".

Ha criticado además el "silencio y la complicidad" del resto de partidos", a cuyos representantes ha reprochado su "silencio" y su "actitud" de intentar "convertir en normal" esta situación "antidemocrática"