Miércoles, 1 de Octubre de 2008

La UE urge al Senado de EEUU a apoyar el plan económico revisado

Reuters ·01/10/2008 - 12:17h

Los políticos europeos urgieron el miércoles al Senado de Estados Unidos a aprobar un proyecto revisado de rescate financiero de 700.000 millones de dólares (unos 488.000 millones de euros), que espera poner fin a la peor crisis bancaria desde la década de 1930.

El contagio derivado de los riesgosos préstamos para viviendas ha derribado a firmas de Wall Street, paralizado los préstamos interbancarios y ensombrecido la campaña para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre.

El Senado votará un proyecto revisado de rescate después de las 23:30 GMT, el que pretende incrementar desde 100.000 a 250.000 dólares la cantidad de depósitos individuales garantizados.

El objetivo principal del paquete sigue siendo el mismo: permitir que el Tesoro estadounidense compre activos hipotecarios tóxicos de los bancos con el objeto de desbloquear los mercados de crédito y evitar un mayor daño a las economías de todo el mundo.

Los analistas dijeron que el rebote en las bolsas de los últimos dos días renueva la esperanza de que el Senado apruebe el acuerdo, una medida que presionaría a la Cámara de Representantes para que siguiese el jueves el mismo camino.

La Cámara rechazó el lunes el plan inicial diseñado por Henry Paulson, secretario del Tesoro, en medio del enojo de los contribuyentes, a quienes se les ha pedido que rescaten a la industria financiera.

Para que el proyecto se convierta en ley, se requiere la aprobación de ambas cámaras del Congreso.

El miércoles, el presidente de los ministros de Finanzas de la eurozona, Jean-Claude Juncker, dijo que Estados Unidos tiene que adoptar el plan, una opinión de la que se hizo eco Alexei Kudrin, ministro ruso de Finanzas.

"Es la responsabilidad de Estados Unidos con los demás países", sostuvo Kudrin.

Ambos candidatos a la presidencia de Estados Unidos también han pedido a los legisladores que aprueben el paquete corregido.

ACCIÓN EUROPEA

Europa también ha tenido que tomar medidas para proteger a los prestamistas. Irlanda anunció el martes que garantizará 400.000 millones de euros en obligaciones de sus bancos y Francia prometió medidas para finales de esta semana.

Sin embargo, Reino Unido dijo que quiere que Irlanda revise su plan para evaluar si cumple con la ley de la competencia de la Unión Europea, un signo de lo difícil que es acordar medidas conjuntas para frenar la tormenta. Irlanda respondió que está en contacto con sus socios europeos.

Los temores subyacentes sobre la economía salieron a la luz el miércoles, tras datos que indicaron que la actividad manufacturera de la zona euro cayó en septiembre a un mínimo de siete años.

Unicredit, el segundo mayor banco de Italia, anunció que venderá activos para mejorar sus ratios de capital.