Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Rosa Díez critica la política lingüística del Gobierno porque "limita la movilidad de trabajadores"

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, responde a la diputada de UPyD acusándole de "negar la realidad" 

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·01/10/2008 - 12:16h

EFE - La diputada de UPyD, Rosa Díez.

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, ha recriminado al Gobierno que la política lingüística que defiende esté limitando la movilidad laboral en España, a lo que el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, respondió acusándole de "negar la realidad".

Durante la sesión de control al Ejecutivo en el Pleno de la Cámara Baja, Corbacho aseguró que la libre movilidad laboral de los trabajadores en España está "garantizada" por la propia Constitución.

La Carta Magna "proclama el principio de igualdad ante la Ley y de no discriminación por ninguna condición o circunstancia personal o social, así como el derecho al trabajo y a la libre elección de profesión u oficio", ha matizado el ministro de Trabajo.

Frente a esta respuesta, la líder de UPyD culpó a Corbacho de no ser consciente de que la política lingüística del Ejecutivo "limita" la movilidad de "centenares de miles" de trabajadores, rompiendo así su libre circulación y estableciendo ciudadanos "de primera y de segunda".

No reciprocidad

Díez criticó en concreto que los profesionales de comunidades autonómicas bilingües puedan acceder a un trabajo en cualquiera de las no bilingües y que "no haya reciprocidad".

La diputada de UPyD también ha criticado que se imponga a las empresas costes adicionales por emitir publicidad en una lengua cooficial, como ocurrió con Air Berlin o que los conocimientos de una lengua cooficial para acceder a un puesto público sean más valorado que los profesionales, poniendo como ejemplo a Osakidetza (Servicio Vasco de Salud).

"Tenemos servicios públicos menos eficaces, más caros y de menor nivel profesional"

 

En su opinión, ello trae consigo servicios públicos "menos eficaces, más caros y de menor nivel profesional", y hace que los ciudadanos "paguen más" por recibir un servicio de peor calidad.

Por todo ello, la ex eurodiputada socialista echó en cara al Gobierno que haya "desandado" el camino emprendido por la UE para mejorar la libre circulación profesional al introducir "malas prácticas".


Noticias Relacionadas