Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Ocaña rechaza que la inversión en las CCAA esté relacionada con su color político

EFE ·01/10/2008 - 10:55h

EFE - El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes (c), junto al secretario de Economía, David Vegara (d), y al de Hacienda, Carlos Ocaña (i), durante la rueda de prensa que ofreció ayer tras entregar al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, no acepta la premisa de que haya comunidades autónomas perjudicadas y beneficiadas por la inversión del Estado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 en función de su color político.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Efe, Ocaña ha negado que el Gobierno tenga en cuenta quién gobierna en cada comunidad para realizar la inversión estatal.

La inversión del Estado, que agrupa las partidas de la Seguridad Social, los organismos públicos y las sociedades estatales, aumentará en 2009 en diez comunidades autónomas y disminuirá en el resto.

A juicio de Ocaña, repartir las inversiones en todo el Estado "es complicado" y "siempre es discutible", y ha destacado que la Comunidad Valenciana que es la que más creció el año pasado, mantiene también un incremento importante este año.

En cualquier caso, el secretario de Estado de Hacienda ha comentado que en un año en el que se está haciendo "un ejercicio de austeridad los incrementos son menores que otros años".

Ocaña ha explicado que hay una distribución que es la que corresponde a los proyectos que hay en este momento en marcha, y ha considerado "normal que por la misma razón" que Madrid tuvo unos niveles de inversión récord cuando se hizo la ampliación de Barajas, "ahora les toque a otros".

En cualquier caso, ha precisado que el Gobierno cumple con los estatutos de autonomía de las comunidades, y en este sentido se ha referido al de Andalucía y ha dicho que está "seguro" de que "dentro de poco será un recuerdo" y se cerrará la cantidad que el Ejecutivo debe abonar a esta autonomía.