Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

El vertido de fuel alcanza la costa y mueren las primeras aves

EFE ·12/11/2007 - 10:01h

EFE - Cinco barcos rusos han naufragado en las últimas horas en el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y de Azov, debido a una fuerte tormenta que azota esa zona.

La mancha de fuel vertida el domingo por el petrolero ruso "Volga-neft" alcanzó hoy la costa rusa en el estrecho de Kerch, que separa los mares Negro y Azov, informaron las autoridades portuarias rusas.

"La mancha ya llegó a la orilla. Las aves se posan sobre el fuel y mueren", aseguró Alexandr Dovgal, director adjunto de la filial de la Corporación Portuaria Rusa en Tamansk, citado por la agencia Interfax.

Las autoridades locales han movilizado unas cien personas para participar en las labores de recogida y limpieza del fuel vertido en el mar, estimado en unas 1.200 toneladas.

Además, en las próximas horas un equipo de especialistas sobrevolará en helicóptero la zona del vertido para estimar la magnitud de la catástrofe.

"Aún no hemos determinado ni la amenaza ecológica, ni la magnitud del vertido, por lo que es pronto para hablar de perjuicios económicos", añadió Dovgal.

El subdirector del Servicio Federal de Protección de la Naturaleza (SFPN) de Rusia, Oleg Mitvol, declaró el domingo que "los trabajos para restablecer el estado ecológico del estrecho llevarán meses".

El "Volga-neft" se partió en dos en torno a las 04.45 hora de Moscú (01.45 GMT) cerca del puerto ruso Kavkaz, en pleno corazón del estrecho de Kerch.

Los 13 tripulantes del petrolero sobrevivieron a la rotura del casco y fueron rescatados horas después del accidente.

El domingo, vientos de hasta cien kilómetros por hora y olas de cinco metros convirtieron en zona de catástrofe ese puerto ruso.

Un total de cinco embarcaciones naufragaron y una veintena de marineros resultaron desaparecidos.

Según el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia, los equipos de rescate encontraron hoy cerca de la península rusa de Tuzla los cadáveres de tres tripulantes del barco ruso "Najicheván", que transportaba azufre.

Varios helicópteros y una veintena de barcos de salvamento prosiguen la búsqueda de los otros cinco tripulantes del barco y de las otras embarcaciones que naufragaron en la zona.