Miércoles, 1 de Octubre de 2008

Un espía, varios policías y profesores, entre los 121 detenidos por pedofilia

Sigue abierta la mayor operación realizada en España contra la pornografía infantil en Internet

RAMIRO VAREA ·01/10/2008 - 08:34h

Un piloto, el conserje de un colegio, un aspirante a Guardia Civil, un policía municipal, un agente del Cuerpo Nacional de Policía, varios profesores e incluso un espía del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Pero también pasteleros, jardineros, peluqueros, fontaneros o vigilantes de seguridad. Son sólo algunos de los 121 detenidos en el mayor golpe policial a la pornografía infantil realizado en España hasta la fecha, y cuyos detalles se conocieron ayer.

La operación Carrusel, coordinada por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional, se desarrolló la semana pasada pero continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. Todos los arrestados son hombres de nacionalidad española de casi todas edades, doce de ellos reincidentes por el mismo delito. También han sido detenidos cuatro menores de 17 años y cinco jubilados. Además, hay otras 96 personas imputadas por tenencia y distribución de material pedófilo en Internet.

Las pesquisas arrancaron hace más de un año, en julio de 2007. Las autoridades de Brasil dieron la voz de alarma. Y la colaboración dio sus frutos. Las investigaciones permitieron localizar una extensa red de intercambio de archivos con más de 18.000 conexiones (1.600 de ellas en España) en 75 países diferentes.

La BIT descubrió que los sospechosos compartían vídeos y fotografías de contenido pedófilo a través de Internet, con nombres tan significativos como preteen. Con paciencia, y tras un rastreo minucioso, los agentes consiguieron identificar 250 domicilios desde donde se habían descargado y distribuido dichas imágenes.

Más de 800 policías participaron en el dispositivo. Tras practicar 210 registros domiciliarios en 42 provincias, se intervinieron millones de archivos, que aún no se han analizado. Pero las imágenes son salvajes. "Hay material de extrema dureza, en el que aparecen niños muy pequeños violados y vejados", reconoció ayer el comisario de la BIT, Manuel Vázquez.

Grabaciones caseras

Gran parte de los ficheros incautados por la Policía ya circulaban desde hacía tiempo por la Red. Pero hay grabaciones nuevas. Y es que dos de los detenidos en Badalona y Cantabria -ambos en paro-, además de obtener y compartir archivos pornográficos, producían su propio material. Los protagonistas de estos vídeos eran sus propios sobrinos, ambos menores de 10 años.

Los responsables policiales confirmaron que son imágenes de contenido sexual implícito, aunque no se aprecia violación alguna sobre los dos
niños. Ahora, el objetivo es descubrir si existen otras víctimas. El aumento de material pedófilo en la Red preocupa a los altos mandos de la Policía. El comisario Vázquez recordó que "detrás de cada imagen o de cada vídeo existe un abuso sexual a un niño, y eso es gravísimo".

Mientras, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, felicitó ayer a los integrantes de la BIT por su lucha contra "uno de los delitos que más repugnancia social suscitan".

Noticias Relacionadas