Archivo de Público
Martes, 30 de Septiembre de 2008

El dinero para la Casa Real no sufre la congelación

Los altos cargos del Gobierno se quedan sin subida salarial pero los fondos que maneja el rey se incrementan un 2,7%

ALICIA GUTIÉRREZ ·30/09/2008 - 23:09h

La monarquía española sirvió ayer en bandeja a los republicanos un nuevo argumento emboscado en las páginas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Mientras el frío de la congelación recorría las partidas presupuestarias para 2009 que afectan a los sueldos de todos los altos cargos del Estado, desde el presidente del Gobierno a los magistrados del Tribunal Constitucional, los números anunciaban que sólo el montante de libre disposición del rey se verá incrementado en un 2,7%. Otras partidas vinculadas a la Casa Real experimentan una subida mayor.

Juan Carlos de Borbón pasará a controlar 8.896.920 euros, es decir, 233.900 euros más que los obtenidos del Estado en 2008 y 1.383.550 más que lo percibido en 2004. Cómo se desglosarán y repartirán esos casi nueve millones de euros  constituye, como cada año, una de las grandes incógnitas de un país que, aunque sin demasiado éxito, obliga ya por ley a todos los alcaldes a hacer pública su declaración de bienes e intereses.

En virtud de lo prescrito en el artículo 65 de la Constitución, el monarca recibe cada año una asignación de uso discrecional “para el sostenimiento de su familia y Casa”. El dinero sale de los Presupuestos del Estado. Y, pese a la opacidad, esa partida es la más visible de todas las que tienen por objeto el Palacio de la Zarzuela  y sus extensiones.

6,2 millones, 139 empleados

Porque las transferencias estatales a la familia Borbón no se limitan a la cantidad antes reseñada. Bajo el epígrafe Apoyo a la gestión administrativa de la Jefatura del Estado, el Ministerio de Administraciones Públicas consigna cada año una cantidad cuyo desglose, de nuevo, resulta imposible de conocer. En 2009, y salvo un remoto recorte en el trámite de enmiendas, serán 6.535.520 euros. De ese total, 6,2 millones corresponden a los sueldos de las 139 personas  cuya retribución abona la Casa Real.

Y si en el apartado de libre disposición el incremento se sitúa en el 2,7%, en el de apoyo a la gestión el dinero crece un 9% respecto al ejercicio en curso. Según los Presupuestos, el número de empleados –funcionarios y eventuales– dependientes a efectos salariales de la Casa Real ha saltado de 129 a 139.

Entre esos 139 asalariados –131 funcionarios y ocho eventuales– figuran el jefe de la Casa Real, cuyo sueldo, según distintas informaciones, se equipara al de un ministro (81.155 euros en 2008); y el secretario general, con categoría de secretario de Estado (73.692 euros). El jefe del Cuarto Militar (teniente general) y los ayudantes pertenecen al Ministerio de Defensa.

Por supuesto, la plantilla de la Casa Real no se circunscribe a los 139 empleados de arriba. Pero ocurre que, por citar un ejemplo, los agentes policiales destinados en la Casa Real cobran de Interior, lo que convierte en tarea titánita evaluar el coste global que para el Estado supone la familia Borbón.

El coste de viajes se dispara

Los monarcas y el heredero tampoco sufragan con cargo a los 8,9 millones de libre disposición sus viajes al extranjero, que financia del Ministerio de Asuntos Exteriores.  El temido desfase en ejecución presupuestaria, fuente histórica de diatribas de cualquier oposición a cualquier Gobierno, es aquí una constante. Según el proyecto de Presupuestos, en 2007 Exteriores  presupuestó para la Casa Real 16 viajes que se convirtieron en 21. La pauta se repite, aunque con mayor moderación, en este ejercicio de crisis: las cuentas públicas prevén aquí 15 desplazamientos al extranjero, pero ya se han realizado 18.

Traducido a euros, lo anterior significa que, el año pasado, el presupuesto para viajes oficiales  de la Casa Real al extranjero se disparó desde los 345.000 euros previstos hasta los 522.380 realmente gastados.  Para el actual ejercicio, los Presupuestos consignan 345 millones. Y para 2009, la cifra se repite. La congelación, aunque se trate de magnitudes con escaso peso en el conjunto de las cuentas generales, sí ha llegado a esta partida. Patrimonio nacional¿Alcanza también la congelación a las partidas para mantenimiento de los palacios y residencias reales? Pues el Presupuesto del Estado no permite aventurar ninguna pregunta. El Estado paga, a través de Patrimonio Nacional, el mantenimiento de las casas que en uno u otro momento ocupa o utiliza la familia real, desde la Zarzuela al domicilio del príncipe Felipe y su esposa Letizia Ortiz pasando por edificios emblemáticos para la historia como El Escorial o el Pardo.

Todos esos edificios, como ocurre también con el Palacio de Marivent, residencia veraniega del rey en Mallorca, pertenecen a Patrimonio Nacional, cuyo presupuesto global para 2009 se cifra en 143,9 millones, lo que significa un 2,5% más que el año en curso. Según las cuentas del Estado, en 2007, Patrimonio Nacional dedicó 27,9 millones de euros al mantenimiento, conservación y rehabilitación de palacios, monasterios y edificios. Su presupuesto para 2009 asciende a 20,5 millones de euros.

Patrimonio consigna una partida para Servicios a la Corona y actos de Estado. En 2007, destinó 19,28 millones a ese fin, 1,2 más de lo presupuestado. Para 2009, los PGE incluyen 17,3 millones.