Archivo de Público
Lunes, 12 de Noviembre de 2007

Gobierno y sindicatos franceses, inamovibles ante la huelga

Las huelgas de transporte, convocadas desde mañana por la tarde, amenazan con paralizar Francia.

AGENCIAS ·12/11/2007 - 11:35h

El Gobierno y los sindicatos franceses se preparan para una nueva huelga de transportes y el sector energético a partir de mañana en una disputa sobre pensiones que está emergiendo como la primera gran batalla contra los planes de reformas económicas del presidente Nicolas Sarkozy.

Los sindicatos de los sectores ferroviario, transporte público, de la electricidad y el gas planean su segunda huelga general en un mes, con la amenaza de un paro indefinido para protestar por los planes de eliminar unas normas especiales de jubilación para alrededor de un millón de trabajadores del sector público.

El Gobierno francés se negó el domingo a ceder terreno en su batalla con los sindicatos sobre el plan de reformas, preparando el terreno para una huelga que podría paralizar los transportes públicos durante días.

"No hay absolutamente ningún elemento nuevo", dice Bernard Thibault, jefe del poderoso sindicato CGT, añadiendo que estaban preparados para una larga disputa. "Lo que se ha puesto sobre la mesa hasta ahora está lejos de ser suficiente".

Sin embargo, el ministro de Trabajo, Xavier Bertrand, repitió que el Gobierno no estaba dispuesto a hacer más concesiones.

"Lo que está en juego no es un problema entre el Gobierno y un sindicato, sino la aplicación de un compromiso realizado al pueblo francés y aprobado por él", dijo al diario Le Parisien.

Las primeras huelgas empezarán a las ocho de la tarde del martes, cuando los sindicatos ferroviarios inicien un paro indefinido. El miércoles les seguirán los trabajadores del transporte público de París y los empleados de la eléctrica EDF y la compañía gasista GDF.

Francia probó lo que le espera esta semana durante una huelga de un día el mes pasado que paralizó trenes en todo el país y causó importantes alteraciones en el transporte público de la capital durante varios días.

Sarkozy se ha comprometido a cambiar el llamado régimen especial de pensiones que permite a algunos trabajadores jubilarse tras contribuir durante 37,5 años al sistema, en lugar de los 40 del resto de los trabajadores.

Las normas especiales fueron aprobadas tras la Segunda Guerra Mundial para los trabajadores de empleos más físicos, pero el Gobierno dice que los avances técnicos hacen que ya no sean necesarias y sean injustos para otros trabajadores, además de incosteables.

Sin luz al final del túnel

Bertrand avanzó que la huelga convocada a partir de mañana "puede durar". En la línea de su estrategia ante la huelga del mes pasado, insistió en avisar a los usuarios de los transportes de que el paro tendrá serias consecuencias para ellos a la vista de la movilización.

"Cada usuario debe prepararse a una huelga que puede durar", indicó antes de recordar que en octubre aunque la huelga se había convocado en principio durante una jornada, al final se tradujo en "tres días de graves perturbaciones".

"Esta vez, todos deben ser conscientes de que el movimiento puede durar aunque he pedido a las empresas medios de transporte de sustitución y un esfuerzo sin precedentes de información", indicó.

Los estudiantes se apuntan

La Coordinación Nacional de Estudiantes creada contra la reforma universitaria aprobada por el Parlamento francés el verano pasado anunció hoy que bloqueará las estaciones de tren a partir de mañana.

Los delegados de la Coordinación Nacional de Estudiantes de unas cuarenta universidades que se reunieron el fin de semana en Rennes, noroeste de Francia, justificaron el bloqueo de las estaciones para mostrarse "solidarios" con los trabajadores de los ferrocarriles, que están convocados a un paro en protesta por la reforma de los regímenes especiales de pensiones.

"El objetivo es crear contra el Gobierno una relación de fuerza que una a estudiantes y trabajadores", dijo un portavoz estudiantil.

Los miembros de este colectivo afirmaron que, de las 85 universidades francesas, esta semana se habían organizado huelgas en 25, una decena según el Ministerio de Educación, y que 15 se encuentran bloqueadas.