Lunes, 12 de Noviembre de 2007

La Ciudad Prohibida se librará de los andamios durante los JJOO de Pekín 2008

EFE ·12/11/2007 - 08:59h

EFE - Varios visitantes caminan por la Ciudad Prohibida, antigua residencia de los emperadores chinos, en Beijing, China, el pasado 7 de octubre de 2007.

La Ciudad Prohibida, desde hace 3 años en proceso de restauración y por tanto cubierta de andamios, se librará de estas estructuras durante las semanas de los JJOO de Pekín 2008, para que los turistas puedan admirar el monumento en todo su esplendor, informó hoy a Efe un responsable del Palacio Imperial.

Según Ma Jige, subdirector del Departamento de Exposiciones del Museo de Palacio (nombre oficial de la Ciudad Prohibida), Pekín desea que los viajeros que lleguen a la capital china para ver los Juegos Olímpicos puedan también disfrutar de "un ambiente más cómodo y vistas más bellas" de la antigua morada de los emperadores.

En octubre de 2004 comenzó un ambicioso proyecto de restauración de la Ciudad Prohibida, que por su enorme tamaño (9.999 habitaciones) se prolongará hasta 2020, aunque los obreros podrán tomarse un descanso durante la gran cita deportiva de Pekín.

Ma también señaló que en esas fechas, el verano de 2008, la Ciudad Prohibida inaugurará tres exposiciones con algunas de las mejores piezas de la colección imperial: una de trajes del emperador, otra de porcelana (quizá lo más valioso del patrimonio del museo) y otra de pinturas.

La muestra de trajes se exhibirá en la sala de la Puerta Wumen, en la entrada del palacio y donde actualmente hay una exposición de armaduras y armas de la Casa Real española, que será visitada esta semana por los Príncipes de Asturias en su visita a Pekín.

La de porcelanas, algunas de ellas con más de 8.000 años de antigüedad, estará en la sala Wenhuadian, y la de pinturas en el salón Wuyingdian.

Ma señaló que algunas obras que se mostrarán son "muy delicadas" y necesitan unas condiciones de temperatura y humedad, que antes no existían en las polvorientas y a veces algo descuidadas salas de la Ciudad Prohibida.

Sin embargo, nuevas habitaciones acondicionadas para las exposiciones, como la citada de Wumen, permitirán que estas obras se muestren al público después de muchos años encerradas en los almacenes del palacio.