Lunes, 12 de Noviembre de 2007

La policía detiene al ex ministro de Exteriores de Camboya

En una operación en la que también participaron representantes de la ONU en el tribunal que juzgará a los antiguos líderes maoístas.

EFE ·12/11/2007 - 04:46h

EFE - Policías camboyanos y funcionarios de la ONU entraron hoy en casa de Ieng Sary, el ex ministro de Exteriores del Jemer Rojo, sin que hasta el momento se informara de su posible detención por crímenes contra la humanidad.

La policía camboyana ha detenido a Ieng Sary, ex ministro de Exteriores del Jemer Rojo, en una operación en la que también participaron representantes de la ONU en el tribunal que tiene previsto juzgar el próximo año a los líderes vivos del grupo maoísta.

Portavoces policiales procedieron al arresto tras rodear la mansión de Sary, en Phnom Penh, al que luego condujeron a dependencias de la policía en la capital. Aunque el ex ministro recibió un perdón real en 1996 por liderar una rendición masiva de guerrilleros del Jemer Rojo que determinó el fin de casi 30 años de guerra civil, muchos opinan que debe afrontar responsabilidades por los crímenes del grupo extremista.

El pasado octubre, el tribunal internacional que juzgará a los antiguos dirigentes del Jemer Rojo por genocidio y otros crímenes, citó a sus tres primeros testigos, todos ellos personas que trabajaron o pasaron por el centro de torturas de Toul Sleng.

Juicio auspiciado por la ONU

La ONU participa en la organización y celebración de este juicio en Phnom Penh, que cuenta con un presupuesto de unos 56 millones de dólares, sufragados en su mayor parte por la comunidad internacional.

Uno de los últimos acusados es Nuon Chea, el "hermano número dos", considerado el ideólogo del Jemer Rojo. Es uno de los pocos dirigentes de la organización que quedan con vida. Pol Pot, el "hermano número uno", falleció en 1998, y el último jefe militar de la organización, el general Ta Mok, murió encarcelado en 2006.

Los historiadores calculan que 1,7 millones de personas murieron en las purgas y deportaciones masivas al campo en condiciones infrahumanas decretadas por el Gobierno de Pol Pot tras el golpe de Estado de 1975.