Archivo de Público
Domingo, 11 de Noviembre de 2007

La prensa iberoamericana destaca la diatriba de Chávez en la Cumbre y la respuesta de España

EFE ·11/11/2007 - 17:28h

EFE - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pronuncia un discurso en la ceremonia de clausura de la "Cumbre de los Pueblos", que se lleva a cabo en el velódromo del Estadio Nacional de Santiago.

La prensa iberoamericana destaca hoy el polémico final de la XVII Cumbre Iberoamericana por la diatriba del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que motivó un altercado con el Rey Juan Carlos y el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Los periódicos de Chile, donde el sábado finalizó la Cumbre, coinciden en que la polémica marcó la clausura. "La Tercera" titula "Chávez desata duro conflicto con España, polariza la Cumbre e irrita a Bachelet", mientras "El Mercurio" resalta que "recorre el mundo" la frase del "Rey de España a Chávez: 'Por qué no te callas'".

"Por la boca muere el pez", tituló "La Nación". Para el popular "La Cuarta", el presidente "Chávez le embarró la fiesta a Bachelet, y el episodio fue "un escándalo planetario".

En España toda la prensa destaca las palabras del Rey en las que pedía a Chávez que se callase, tras los reiterados insultos del gobernante venezolano contra el ex presidente José María Aznar.

"El Rey manda callar a Chávez en la tormentosa cumbre de Chile", titula el diario "El País", mientras que "El Mundo" se limita a reproducir la petición: "¿Por qué no te callas?".

El "ABC" dice "El Rey no se calla"; "La Razón" elige como titular "El Rey, ante los insultos de Chávez a Aznar: '¿Por qué no te callas?'" y "Público" destaca que "La cumbre acaba en bronca".

"La Vanguardia" incluye un comentario del director, José Antich, quien señala que las intervenciones de Chávez no eran una crítica "sino un desprecio absoluto a cualquier mínima regla de relaciones entre dos países".

Antich, que recuerda la intervención del gobernante de Nicaragua, Daniel Ortega, contra las empresas españolas, se pregunta "qué va a suceder a partir de ahora con las cumbres", porque en lo ocurrido ayer "se percibe claramente que un populismo de corte totalitario está penetrando peligrosamente en algunos países de Iberoamérica", donde hay "numerosos intereses españoles".

Según el editorial de "El País", "no son de extrañar los desplantes y provocaciones" que han protagonizado varios dirigentes, con Chávez al frente, cuya estrategia ha sido querer presentarse como los únicos gobernantes preocupados por la pobreza "y los resultados alcanzados durante esta cumbre han supuesto para ellos un categórico desmentido".

En Venezuela, "Ultimas Noticias", diario de mayor tirada del país, se limita a publicar una foto con este pie: "La presidenta chilena Michelle Bachelet, el presidente Hugo Chávez y el rey Juan Carlos cordializan antes del impasse que marcó el cierre de la cumbre".

El opositor "El Universal" dice que "La Cumbre terminó con choque verbal Chávez-Zapatero" y el oficialista "Diario Vea" ni siquiera menciona el incidente y afirma que concluyó con "cambios en América Latina que quitan poder a la oligarquía".

"El Nacional" es el único diario de gran tirada que destaca la frase del Rey: "¡Por qué no te callas!".

En Nicaragua, "La Prensa" titula "Chávez y Ortega ofenden a España" y "Ortega como buen seguidor de Chávez, la emprendió contra los españoles".

El "Nuevo Diario" resalta: "Rey calla a Chávez", y "Hoy" titula: "El Rey Juan Carlos de España manda callarse la boca a Hugo Chávez y deja hablando solo a Daniel Ortega"

En México, "La Jornada" encabeza con "Bronca de Juan Carlos vs Chávez enturbia cumbre", y recalca que en medio de un "monumental" escándalo culminó la cita de mandatarios cuando "desaforado, el monarca abandonó el recinto".

"Regaña el rey a Chávez", titula El Universal, mientras el Excélsior señala que en la Cumbre se vivió "un estallido real", y Reforma y Milenio enfatizan la frase "¡Por qué no te callas!".

O Globo de Brasil titula "Rey Juan Carlos manda a Chávez que calle la boca", y destaca los ataques de Chávez a Aznar.

"Correio Braziliense" también llevó el choque dialéctico a su portada: "Chávez discutió ásperamente con el primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, y fue interpelado por el rey Juan Carlos: '¿Por qué no te callas?'".

En Colombia destaca el titular de El Tiempo: "'Cállate', le gritó el Rey a Chávez".

El Colombiano, de Medellín, tituló "Soberano regaño al presidente Chávez" y "El País", de Cali, destacó que Rodríguez Zapatero, "le recordó a su homólogo que el respeto es la base de la diplomacia".

Algunos medios de Estados Unidos, que durante una semana básicamente ignoraron la Cumbre, reseñaron el incidente.

En The Washington Times "El rey le dice a Chávez que se calle", indica el titular y en un subtitulo, Chávez había calificado como "fascista" a Aznar.

En Cuba, "Juventud Rebelde", único diario que circula los domingos, destaca un artículo de Fidel Castro en el que defendió la "crítica demoledora" a "Europa" de Chávez durante la Cumbre, sin aludir a la polémica.

Según la prensa de Argentina, la Cumbre tuvo un "cierre escandaloso".

"Clarín" definió el episodio como "un cierre escandaloso para una cumbre ya conflictiva" debido a "las desavenencias entre Argentina y Uruguay por la papelera" de la empresa finlandesa Botnia instalada en Uruguay.

Para La Nación, la Cumbre "terminó en escándalo" ya que hubo "un duro entredicho entre el Rey de España y Hugo Chávez", tras el cual el monarca "se retiró indignado".

El dominical Perfil señala que "la repetida calificación de fascista del presidente de Venezuela contra el ex jefe de gobierno Aznar enfureció al rey Juan Carlos, que abandonó el recinto. Rodríguez Zapatero le exigió respeto a Chávez".

En Montevideo, "El País" titula: "Juan Carlos mando callar a Chávez y se fue molesto". "El Observador": "Escándalo en la Cumbre" y "La República": "Crujió la Cumbre en Santiago".

En Portugal, "El Rey Juan Carlos pierde la cabeza con Chávez", titula en su primera página "Diario de Noticias". Según "Público" apunta que tanto el Rey como Rodríguez Zapatero reaccionaron con "vehemencia" ante las críticas de Chávez.