Domingo, 11 de Noviembre de 2007

Sólo la crisis de Cercanías pasa factura al Ejecutivo

Los ciudadanos siguen valorando de modo positivo la política social del Gobierno y únicamente creen que ha empeorado significativamente la situación de los transportes públicos

PÚBLICO.ES ·11/11/2007 - 20:50h

Las imágenes de los socavones en las obras del AVE a Barcelona y las noticias sobre el consiguiente caos en las líneas de Cercanías de Catalunya no sólo han provocado la indignación de los ciudadanos de esta comunidad autónoma, los afectados directamente, sino que también han tenido su reflejo en la opinión del resto de los españoles, según se desprende de los datos del Publiscopio correspondiente al mes de octubre que evalúa la gestión del Gobierno y la labor de la oposición, y que analiza once campos de interés público.

De hecho, el único cambio significativo que arrojan los resultados del sondeo, en comparación con el del mes anterior, es una subida de ocho puntos en el porcentaje de españoles que califican de modo negativo la situación de los transportes públicos, que pasan del 13% al 21 %. No obstante, siguen siendo mayoría los que tienen una imagen positiva de los mismos: un 42 %.

El resto de los campos de interés incluidos en la encuesta
–y que van desde el empleo a la economía, pasando por le terrorismo y el medio ambiente– registran ligeras variaciones.

Vivienda, seguridad ciudadana y economía en general registran también una tendencia negativa, mientras que en educación, servicios de salud y, en menor medida, terrorismo y medio ambiente la impresión que perciben los ciudadanos es a mejor, aunque muy ligeramente en el caso de estos dos últimos campos.

Mejora del Gobierno

Mucho más positiva es la valoración que los ciudadanos hacen de la gestión del Gobierno. Ha mejorado en el último mes en todos los campos entre dos y cinco décimas y, aunque la media del conjunto de las puntaciones está todavía por debajo del 4,5, la más llamativa es la que los españoles hacen de la política antiterrorista del Ejecutivo, que en septiembre fue valorada con un 3,8 y en esta ocasión sube hasta el 4,3.

Esta mejora de la valoración por temas se traduce también en una subida en la global de la labor del Gobierno. Si en septiembre los ciudadanos daban al equipo de José Luis Rodríguez Zapatero un 5 raspado, en esta ocasión sube tres décimas.

De hecho, siete de cada diez votantes aprueban su gestión, entre ellos un 34% de los votantes del PP. Sólo en Madrid se suspende su gestión, mientras que en el resto de comunidades aprueba y llega al 5,9 en Catalunya.

La valoración que los encuestados hacen del papel de oposición de la formación de Mairano Rajoy también mejora, aunque en menor medida –sólo una décima–, lo que le mantiene en el suspenso con un 4. De hecho, un 19% de sus popios votantes le catean.

El porcentaje de socialistas que lo hace se eleva a un significativo 70%. Por comunidades autónomas, Rajoy no aprueba en ninguna, ni en feudos conservadores como Madrid. Aunque donde sus datos son significativamente peores es en Catalunya, donde se queda en un raquítico 2,9.