Archivo de Público
Domingo, 11 de Noviembre de 2007

Nasralah dice que "nadie desarmará a Hizbulá" e insiste en la necesidad de un presidente elegido por consenso

EFE ·11/11/2007 - 18:18h

EFE - Seguidores del Frente Popular de Liberación de Palestina se manifiestan y muestran un cartel del dirigente de Hizbulá Hasan Nasralah.

El líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasralah, reiteró hoy en un discurso que "nadie desarmará a Hizbuláh", e insistió en la necesidad de que el próximo presidente de Líbano sea elegido por consenso.

"Ninguna fuerza en el mundo podrá desarmar a Hizbulá", recordó, y justificó la posesión de las armas porque "el gobierno de Fuad Siniora ha perpetuado la debilidad del ejército libanés, incapaz de defender la soberanía nacional."

Dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU establecen la necesidad de desarme de Hizbulá, pero hasta ahora ni el ejército libanés ni la fuerza de la ONU en el sur del Líbano (FINUL) han llevado a cabo este desarme, contentándose con que las armas no sean exhibidas en público.

Nasralá admitió que el desarme podría eventualmente discutirse "en el marco de un gran proyecto nacional sobre la defensa del país", es decir, si se enmarca en el refuerzo del ejército nacional.

Respecto a la elección del nuevo presidente, Nasralah reiteró que debe hacerse por consenso: "Queremos un presidente que una a los libaneses, que proteja la soberanía del país, que recupere los territorios libaneses ocupados por Israel, que combata la corrupción, ya que en estos días se lleva el mayor saqueo del país mediante la privatización".

El líder chií recordó que el presidente del país es quien designa al jefe del Ejército y a los altos cargos de las fuerzas de seguridad, y por ello debe gozar del consenso de todas las fuerzas.

"Los del equipo (del primer ministro libanés Fuad Siniora) desearán nombrar uno de su mismo equipo", aseguró, en alusión a la propuesta de estos últimos de nombrar a un presidente por mayoría absoluta del parlamento, aparcando la necesidad del consenso.

Por otra parte, dijo que las maniobras realizadas por Hizbulá han supuesto un mensaje serio y verdadero al enemigo sionista (Israel) y al mundo.

"El mensaje es que la resistencia (Hizbuláh) continuará afrontando la responsabilidad, ya que el Gobierno no (la asume) para preservar la soberanía, y recuperar los territorios. ¿Que ha hecho el Gobierno para recuperar (de Israel) las granjas de Cheba?", se preguntó.

Nasralah dijo que mientras que el gobierno de Siniora no ha reaccionado contra las recientes maniobras de Israel con 50.000 soldados, destinadas a "preparar una agresión israelí contra el Líbano", pero sin embargo sí han criticado las maniobras de Hizbulá.

Las maniobras de Hizbulá son "un mensaje a Israel y al mundo de que la resistencia en el Líbano tiene la voluntad, los hombres suficientes y la ciencia para defenderse". Dijo que están "alertas día y noche para defender el Líbano", y que su victoria "podría cambiar la faz de la región".