Domingo, 11 de Noviembre de 2007

El DKV Joventut aguanta el liderato en el último suspiro

Ganó al Ricoh Manresa por un punto y se mantiene empatado con el Real Madrid, que ganó ayer al Akasvayu, y con el Barcelona.

EUROPA PRESS ·11/11/2007 - 16:07h

El jugaddor Mario Kasun (i), del Axa F.C Barcelona, intenta encestar ante la oposición de Kevin Thompson (d), del Grupo Begar León. EFE

El DKV Joventut se ha impuesto (87-86) con muchísimos apuros al Ricoh Manresa en el Olímpico de Badalona en un vibrante partido que cerró la séptima jornada de competición, con lo que confirma su gran comienzo de temporada y se mantiene como líder de la ACB, mientras que los manresanos -que ofrecieron una gran imagen- se quedan en la zona media de la tabla.

El equipo de Ponsarnau saltó al parqué del Olímpico sin complejos, dispuesto a confirmar su rol de 'matagigantes' a domicilio, y pronto adquirió ventaja en el marcador de la mano de un Javi Rodríguez soberbio en la dirección. La 'penya', que no tenía un día brillante, equilibró el choque gracias a la competitividad del joven Ricky Rubio y a su dominio en el rebote, con lo que llegó al descanso (44-47) con opciones de victoria.

Pero cuando parecía que el triunfo se marcharía al Nou Congost el conjunto de Aíto García Reneses recurrió al talento de Rubio, la actividad de Rudy Fernández -que volvía a jugar tras tres semanas de baja- y el trabajo de sus interiores para darle la vuelta al choque en el último minuto y solventar un partido que parecía perdido a falta de apenas tres minutos. Un tiro libre a falta de cuatro segundos de Desmond Mallet certificó la heroica remontada verdinegra, que le permite continuar una semana más como líder de la competición -lo es desde la primera jornada-, mientras que al Ricoh se le escapó una victoria que tenía en las manos y se queda en la zona tranquila de la clasificacón.

Victorias de Barça, Bilbao, Pamesa, Cajasol y Murcia

El Axa FC Barcelona sigue la estela del Real Madrid tras ganar, con más problemas de lo esperado, al Grupo Begar León por 67-56 en una jornada en la que el Tau Cerámica rompió la racha de victorias del Gran Canaria Grupo Dunas al imponerse por 58-69, en una jornada en la que también vencieron iurbentia Bilbao, Pamesa Valencia, Cajasol y Polaris World Murcia.

En el Palau Blaugrana, el Barcelona, que ganó 67-56 y sigue la huellas del Real Madrid, tuvo más problemas de los esperados ante un Grupo Begar León que le plantó cara y supo afrontar bien un partido que acabó perdiendo pero en el que se mantuvo vivo hasta el último cuarto, cuando el cansancio hizo mella impidiendo la sorpresa de la jornada.

El Barcelona basó su juego en su efectividad en los tiros de campo y en la fortaleza bajo el tablero, que les sirvió para dominar en el marcador y aprovechar los fallos de sus rivales en ataque, que de haber estado mejor, habrían provocado varios problemas. Los barcelonistas abrieron brecha en el segundo cuarto, pero su rival no se rindió y siempre se mantuvo cerca, hasta los últimos minutos, cuando los culés marcaron las diferencias.

El Tau acaba con la fortaleza canaria

Por su parte, el Tau Cerámica se ha impuesto al Gran Canaria por 58-69 rompiendo la racha de victorias en casa (tres de tres) de los canarios y reafirmaron su reacción después de un comienzo irregular de temporada.

El conjunto de Neven Spahija comenzó muy fuerte el partido, cimentando su juego en la precipitación del rival y con un muy acertado Igor Rakocevic colocándose con una ventaja de 0-7 en los primeros compases del encuentro. Sin embargo, los locales no tardaron en reaccionar y poco a poco fueron rehaciéndose dirigidos por un gran Carl English (ocho puntos al final del primer cuarto) hasta que, mediado el primer cuarto, empataron el marcador (17-17) para cerrarlo con ventaja de tan sólo un punto (21-20).

El segundo acto fue mucho más impreciso que el primero, con mucho más control por parte de ambos equipos, que ya se habían tanteado mucho en los primeros diez minutos de juego. El Baskonia salió otra vez fuerte y volvió a abrir ventaja en el marcador. Esta vez English no estuvo tan bien, Salva Maldonado le retiró del campo, y el Gran Canaria pasó a apoyarse en Savane, protagonista de la reacción de su equipo, que se fue al descanso con ventaja de un punto, (29-30).

Tras la reanudación los visitantes intentaron marcharse en el marcador a base de triples, pero la falta de acierto de Rakocevic y Teletovic, que fue el que más lo intentó, provocó que su equipo no lograra su objetivo. Además, el Tau evidenció una preocupante falta de acierto que facilitó la tercera reacción del Gran Canaria, que poco a poco fue recortando distancias, en el marcador.

La situación se mantuvo igual en los primeros minutos del cuarto decisivo, hasta que Teletovic anotó un triple, que junto a dos tiros libres de Planinic en la jugada siguiente, acabaron por abrir una ventaja lo suficientemente amplia (diez puntos) para respirar tranquilos. El Gran Canaria volvió a intentarlo, pero el cansancio se lo impidió y acabó perdiendo su condición de invicto en casa por 58-69.

El Unicaja, cada vez más lejos de la Copa

Por su parte, el Unicaja sigue sin levantar cabeza y cayó en su cancha ante el Iurbentia Bilbao por 76-77 en un partido apasionante hasta el final. En el primer cuarto parecía que el equipo de Sergio Scariolo iba por fin a ser el de la temporada pasada, remontando primero la ventaja de su rival y abriendo una diferencia de más de 10 puntos durante el segundo cuarto.

Sin embargo, incomprensiblemente los locales se confiaron y los vascos supieron jugar un buen partido para volver a ponerse por delante en el marcador en ese mismo segundo cuarto. Los visitantes fueron ampliando su ventaja hasta los 16 puntos, pero los locales apretaron y llegaron a igualar a pocos minutos del final. A partir de ese momento el encuentro entró en una fase trepidante y se rompió, sucediéndose los ataques por parte de ambos. En esta lotería, el iurbentia Bilbao tuvo más suerte y se llevó el triunfo final.

El Cajasol se impone a un intermitente Estudiantes

En Pabellón Municipal de San Pablo se vivió un partido muy igualado durante la primera mitad entre dos equipos de la parte baja y con urgencias, Cajasol y Estudiantes, que acabó llevándose el equipo local, como en los últimos diez choques entre ellos, por 86-72 tras el cambio que vivió el partido en la segunda parte.

La iniciativa la llevó en todo momento el conjunto sevillano, que dominó durante gran parte del tiempo en el marcador. Sin embargo, el MMT Estudiantes nunca se vino abajo, y pudo mantener siempre el tipo, ante los de Rubén Magnano que se fueron en el marcador durante los dos primeros cuartos.

La segunda mitad fue muy distinta. El Cajasol comenzó a doblegar con facilidad a un Estudiantes cansado que se mostró nulo en ataque durante todo el tercer cuarto y gran parte del último, en el que otra remontada del equipo de Mariano de Pablos acabó maquillando una ventaja local que llegó a ser de 23 puntos. Tyrone Ellis por el Cajasol (19 puntos) y Sergio Sánchez y Larry Lewis por el Estudiantes (ambos con 14) fueron los mejores del partido.

A su vez, el Pamesa sumó su quinta victoria consecutiva al ganar 70-81 al Grupo Capitol Valladolid en un partido sin dominador claro. El primer cuarto fue muy igualado. Comenzó ganando el Valladolid pero el Pamesa impidió que se escapará en el marcador hasta el segundo cuarto, cuando abrieron una importante ventaja.

Sin embargo, los valencianos no se hundieron y siguieron apretando, dando la vuelta al marcador en el tercer cuarto y abriendo ellos otra ventaja, esta de 16 puntos, en el último periodo. Los locales lo intentaron pero no pudieron con tanta diferencia.

Por último, en Murcia, el Polaris World se impuso al Vivemenorca por tan sólo tres puntos (71-68) en un partido que acabó siendo más emocionante de lo esperado. Los locales abrieron una ventaja de más de 20 puntos en el primer cuarto, pero los de Ricard Casas lo intentaron hasta el final del partido y aprovecharon la relajación de los de Manolo Hussein para ir remontando paulatinamente.

El Vivemenorca mostró su mejor versión y pudo ganar el partido. Después de tener perdido el partido, tuvieron paciencia hasta el final, donde disputaron de tu a tu el encuentro en el último cuarto. Sin embargo, el Polaris World tuvo más suerte y acabó llevándose la victoria, que le hace seguir invicto.