Archivo de Público
Sábado, 10 de Noviembre de 2007

Zapatero garantiza a Argentina que empresas españolas seguirán comprometidas con el país

EFE ·10/11/2007 - 22:28h

EFE - En una breve visita a Buenos Aires tras asistir en Santiago de Chile a la XVII Cumbre Iberoamericana, Zapatero se entrevistó en la residencia presidencial de Olivos con el presidente saliente, Néstor Kirchner, y con la presidenta electa, Cristina Fernández.

El presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó hoy la "espectacular" recuperación de la economía argentina y garantizó al Gobierno argentino que España y sus empresas seguirán comprometidas con el país latinoamericano.

En una breve visita a Buenos Aires tras asistir en Santiago de Chile a la XVII Cumbre Iberoamericana, Zapatero se entrevistó en la residencia presidencial de Olivos con el presidente saliente, Néstor Kirchner, y con la presidenta electa, Cristina Fernández.

En un comunicado conjunto tras el encuentro, subrayaron el "excelente nivel" de las relaciones bilaterales y abogaron por la cooperación en materia de infraestructuras, lucha contra la pobreza y promoción de la cultura.

Tras mostrar su satisfacción por los resultados de la Cumbre Iberoamericana, Zapatero y Néstor Kirchner apostaron por intensificar las relaciones económicas y el presidente español elogió el prometedor marco que ofrece la economía argentina para la inversión de las empresas españolas, que su Gobierno "alienta y apoya".

Ambos presidentes ratificaron también su compromiso de trabajar de forma constructiva para culminar el acuerdo entre la UE y Mercosur.

En el ámbito cultural, analizaron la celebración del bicentenario de la independencia y Zapatero garantizó que España participará en los actos organizados para 2010.

Recordó en este contexto que el ex presidente Felipe González ha sido designado para coordinar la acción española ante este evento.

Por su parte, Kirchner reafirmó que Argentina participará en la Expo de Zaragoza de 2008, dedicada al agua.

Junto a estas cuestiones, los dos presidentes analizaron las relaciones internacionales, reivindicaron el liderazgo de las Naciones Unidas en la lucha por la paz y mostraron su apoyo a las negociaciones entre Israel y la Autoridad Palestina.

Al concluir en encuentro, Zapatero invitó a Cristina Fernández a mantener una nueva reunión de trabajo el año próximo.

El primer acto del presidente del Gobierno español en la capital argentina fue la visita al monumento a las víctimas del terrorismo de Estado en el Parque de la Memoria.

El monumento está situado a orillas del río de La Plata, donde Zapatero rindió una ofrenda floral acompañado de madres de la Plaza de Mayo y de decenas de familiares de desaparecidos.

En muros de cemento están inscritos los nombres de 8.718 personas, colocados por año de desaparición o de muerte.

Según los cálculos oficiales, durante la dictadura desaparecieron 18.000 personas, aunque los organismos de derechos humanos elevan esa cifra a 30.000.

"¡30.000 compañeros desaparecidos; presentes, ahora y siempre!", gritaron entre aplausos los familiares en el emotivo acto vivido en el parque.

Zapatero estuvo acompañado en esta visita por Estela Carlotto, presidenta de la Asociación Abuelas de la Plaza de Mayo; Consuelo Castaño, presidenta de la Comisión de Desaparecidos Españoles en la Argentina; y Juan Cabandié, hijo de padres desaparecidos durante la dictadura.

Justo cuando Zapatero abandonaba el parque recibió una llamada del ex presidente del Gobierno José María Aznar, quien le agradeció la defensa que había realizado de su persona durante la Cumbre Iberoamericana, ante los ataques del mandatario venezolano, Hugo Chávez.

Después de entrevistarse con los Kirchner, Zapatero tenía previsto mantener un encuentro con representantes de la colectividad española en Buenos Aires en la Embajada española, pero, debido al retraso en la agenda, se dirigió directamente al Centro Gallego, donde el PSOE había organizado un mitin con militantes.

El acto socialista estaba anunciado en algunas de las calles por las que pasó la comitiva española, con carteles con el lema "Zapatero, bienvenido".

Mañana por la mañana, domingo, emprenderá viaje a Uruguay, donde permanecerá poco más de cuatro horas.