Sábado, 10 de Noviembre de 2007

El PP recaba apoyos de CC y PA, pero aún no son suficientes para dirigir la FEMP

EFE ·10/11/2007 - 12:16h

EFE - La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, durante la apertura de la novena Asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP ), que hasta el domingo se celebra en Madrid para renovar sus órganos de dirección y su Presidencia.

El PP ha recabado hoy los votos de CC y PA para dirigir la Federación Española de Municipios y Provincias, que estos días celebra su IX Asamblea, aunque aún no son suficientes para que su candidata, Regina Otaola, ocupe la Presidencia de la FEMP que con toda probabilidad recaerá en el del PSOE, Pedro Castro.

Según datos de la FEMP y debido al sistema de voto ponderado de esta institución, el Partido Popular con 10.900 votos inscritos sobre un total de 27.576 no conseguiría la Presidencia, ya que el PSOE cuenta con 14.096, lo que supone más del 50 por ciento.

Con el apoyo de Coalición Canaria, el PP sumaría 275 votos más, a los que habría que sumar los 80 del Partido Andalucista.

La secretaria de Política Autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció este acuerdo con las dos formaciones nacionalistas en una rueda de prensa en la que emplazó al PSOE a sumarse a la "lógica democrática", la de que el partido que gana las elecciones municipales presida la FEMP.

Frente a estas reiteradas peticiones, el responsable en asuntos municipales del PSOE, Álvaro Cuesta, ha recriminado a los populares su "falta de coherencia" y les ha recordado, irónicamente, que cuando pierde el PP "no valen las reglas de juego".

No obstante, Cuesta ha insistido en que su partido sigue abierto a una candidatura de integración y ha abogado por que los dos grandes partidos sean "generosos" con el resto de las fuerzas políticas.

En este sentido, ha anunciado que el PSOE apoyará la presencia de CiU e IU en los órganos de dirección y la de otros grupos en el Consejo Federal de la entidad municipalista.

En la jornada de hoy se debatieron numerosas propuestas, entre ellas, las más polémicas, una enmienda del PP sobre la Ley de Banderas y otra para que se condenara la dictadura en Cuba, que fueron rechazadas en comisión, pero al conseguir el mínimo del 10 por ciento de los votos mañana se debatirán nuevamente en pleno.

La alcaldesa de Lizartza, Regina Otaola, del PP, que defendió la enmienda sobre las banderas, ha considerado "asombroso" que "el partido que gobierna España" vote en contra de una propuesta para que los ayuntamientos apliquen la normativa vigente y coloquen en sus fachadas la enseña nacional.

Frente a estas afirmaciones, el alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, del PSE-PSOE, pidió al Partido Popular que no intente convertir a la Federación Española de Municipios "en una especie de gendarme contra nosotros mismos".

Al respecto, Cuesta pidió también al PP que deje de hacer iniciativas "irresponsables" propias "de un partido radical y marginal y se incorpore a la sensatez, y se olvide de planteamientos sectarios".

Sobre este asunto también se pronunció la responsable de Política Municipal de IU, Montserrat Muñoz, quien ha lamentado que los debates en la Asamblea de la FEMP se estén desarrollando en "clave electoral" y de "confrontación", en lugar de discutir temas que interesan a los ayuntamientos.

La FEMP ha aprobado también, en esta jornada, una resolución sobre Derechos Humanos, que mañana será ratificada en Pleno, en la que se denuncia el bloqueo de EE.UU a Cuba y se compromete a "redoblar" los esfuerzos para buscar una solución al conflicto del Sahara Occidental.

Por su parte, el PP presentó dos enmiendas que no fueron apoyadas, una para que el Gobierno cubano ponga en libertad a sus presos políticos y el fin del acoso a la oposición política en la isla, y otra para solucionar el conflicto del Sahara.

Asimismo, los ayuntamientos han reclamado un gran pacto político e institucional, en el que estén implicados las comunidades autónomas, el Gobierno y los partidos, con el fin de buscar soluciones a los problemas más graves de estas entidades, fundamentalmente su financiación.