Sábado, 10 de Noviembre de 2007

Saakashvili asegura que "muy pronto" será levantado el estado de excepción

EFE ·10/11/2007 - 19:11h

EFE - El ejército patrulla por las calles del centro de Tbilisi, Georgia.

El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, aseguró hoy que "muy pronto" será levantado el estado de excepción que implantó en todo el país el miércoles pasado para poner fin a las manifestaciones de la oposición.

El levantamiento "ocurrirá muy pronto", dijo el jefe del Estado en una reunión con hombres de negocios, trasmitida en directo por la Televisión Pública, la única cadena autorizada a emitir información.

"El estado de excepción será levantado cuando vea que nada impide la estabilidad en el país", dijo Saakashvili, quien añadió que Georgia "está recuperando la estabilidad".

El presidente georgiano subrayó que comprende la "impaciencia de los amigos extranjeros de Georgia a los que no les gustó la implantación de estado de excepción".

Sin embargo, recalcó que ese medida extraordinaria no será anulada por indicaciones desde el extranjero.

"Mi responsabilidad no es ante un Ministerio de Asuntos Exteriores de otro país, sino ante la historia y el pueblo de Georgia y por eso tomaré la decisión (de levantar el estado de excepción) en los próximos días, y no dentro de dos semanas", subrayó Saakashvili.

Estas palabras del presidente georgiano aludían directamente al Ministerio de Asuntos de Exteriores de Francia, que calificó de "inaceptable" la violencia contra la oposición y la limitación de las libertades individuales y de prensa en Georgia.

Después de que la comunidad internacional criticara con dureza la implantación del estado de excepción, Saakashvili anunció el adelantamiento de las elecciones presidenciales para el 5 de enero de 2008.

Para que las elecciones presidenciales se celebren en esa fecha, Saakashvili deberá presentar su dimisión el próximo 22 de noviembre, ya que según la Constitución la renuncia del jefe del Estado es el único mecanismo que permite adelantar la celebración de los comicios.

De acuerdo con la Carta Fundamental, los comicios se celebran 45 días después de la renuncia del presidente, cuyas facultades asume de manera provisional el presidente del Parlamento, en este caso Ninó Burdzhanadze.

En su reunión con los hombres de negocios, Saakashvili prometió que las autoridades no pondrán trabas a las candidaturas de la oposición.

"Todos tienen derecho a participar en las elecciones, incluidos aquellos que se denominan a sí mismos líderes del pueblo", dijo el presidente.

Agregó que esto atañe también al líder del partido Laborista, Shalva Natelashvili, quien pidió asilo político para su familia en la embajada de Estados Unidos en Tiflis y se encuentra actualmente en la clandestinidad.

Natelashvili fue citado a comparecer a la Fiscalía mañana domingo para declarar en calidad de sospechoso por sus presuntos contactos con los servicios secretos rusos, a los que el Gobierno georgiano acusa de orquestar las protestas de la oposición con el fin de destruir el orden constitucional en el país.

La oposición georgiana ha declarado que hará público el nombre de su candidato presidencial sólo después de que sea levantado el estado de excepción.

"Actualmente estamos celebrando consultas, pero lo que ya está muy claro es que proclamaremos a nuestro candidato una vez que sea levantado el estado de excepción", dijo a Efe el diputado del opositor Partido Republicano Ivlián Jaindrava.

Explicó que en condiciones de censura las autoridades tienen todos los recursos para orquestar una campaña de desprestigio contra el candidato que levante la oposición.