Archivo de Público
Sábado, 10 de Noviembre de 2007

"En un mundo libre", de Ken Loach, premiada con el "Giraldillo de Oro"

EFE ·10/11/2007 - 18:36h

EFE - Fotografía de archivo (20/06/07) del director británico Ken Loach, cuya película "En un mundo libre" ha ganado el "Giraldillo de Oro" de la sección oficial del Festival de Cine de Sevilla, el máximo galardón de este certamen.

La película "En un mundo libre", del director británico Ken Loach, ha ganado el "Giraldillo de Oro" de la sección oficial del festival de cine de Sevilla, el máximo galardón de este certamen, en el que la cinta "Mi hermano es hijo único", de Daniel Luchetti, ha obtenido el "Giraldillo de Plata".

El premio especial al jurado ha recaído en las películas "Alexandra", de Alexandre Sokurov, y "La condición humana", de Roy Andersson.

Completan el palmarés del festival el gran premio del público, que lo ha logrado la cinta de Eytan Fox "La Burbuja"; el "Giraldillo de Oro" de la sección oficial Eurodoc (documentales), que ha recaído en "Marcela", de Helena TresTikova; el premio Eurimages (otorgado por los alumnos de la facultad de comunicación", que ha obtenido "Yumurta", de Semih Kaplanoglu; y el premio de la crítica que ha sido para "Al otro lado", de Fatih Akin.

El presidente del festival de cine de Sevilla, Manuel Grosso, presentó hoy el palmarés en rueda de prensa acompañado del presidente del jurado, Reinhard Hauff, entre otros miembros.

Grosso hizo un balance satisfactorio de esta cuarta edición del festival de Sevilla, que ha tenido lugar del 2 al 10 de noviembre y que ha contado con 66.195 espectadores, unos 3.000 menos que el año anterior.

No obstante, el director ha sostenido que el festival se mantiene prácticamente al mismo nivel de espectadores que en 2006 y ha atribuido el descenso a que ha coincidido con el puente del 1 de noviembre y a que ha habido menos proyecciones al haberse suprimido algunas que se emitían por las mañanas.

La mayoría de los espectadores han elegido las salas del cine Nervión para ver las películas del festival al hacer recibido 52.895 espectadores, si bien en esta edición ha aumentado la cifra de personas que han asistido al Teatro Lope de Vega (11.480).

El director del festival ha insistido en que es necesario solucionar "los problemas que plantea la estructura actual" de este certamen con un cambio de sistema y ha asegurado que no es tanto un problema de dinero sino de estructura para tener agilidad administrativa que permita un mejor funcionamiento.

Ha destacado la colaboración del ayuntamiento de Sevilla y la voluntad de solucionar los problemas del festival y ha afirmado que "sin el alcalde el proyecto habría sido imposible"

Grosso ha apuntado que en el festival de cine iberoamericano de Huelva se encontró también hace unos años con estos problemas y gracias a que los solucionaron ha podido continuar adelante.

Ha vinculado su continuidad al frente del festival a que se solucionen los problemas mencionados, ya que "me hace falta ilusión y un esquema de trabajo claro" para poder seguir adelante y ha dejado claro que, "si digo que sí, será el festival que me guste a mí para que le guste a la gente".

Según Grosso, tras cuatro ediciones el festival está afianzado en la sociedad como "para no prescindir" de este certamen, que tiene más espectadores que la bienal de flamenco, uno de los acontecimientos culturales más importantes de Sevilla, ha destacado.

El presupuesto del festival se ha elevado este año a 1,6 millones de euros y su sueldo como presidente es de 2.778 euros, ha desvelado Manuel Grosso.