Sábado, 10 de Noviembre de 2007

Soler: "La actual situación es pasajera, se va a revertir seguro"

EFE ·10/11/2007 - 18:05h

EFE - El presidente del Valencia CF, Juan Soler (centro), junto a los vicepresidentes, Enrique Lucas (izqda) y Agustin Morera, esta mañana antes del comienzo de la junta general ordinaria de accionistas del club en la que se debate y vota, entre otros temas, el presupuesto de ingresos y gastos para el ejercicio 2007-2008.

Juan Bautista Soler, presidente del Valencia, afirmó que la mala situación deportiva por la que atraviesa el equipo es "pasajera" y se mostró convencido de que cambiará en muy poco tiempo.

El máximo dirigente valencianista, que a la conclusión del encuentro de Liga de Campeones que su equipo perdió el pasado martes en Mestalla frente al Rosenborg recibió su primera 'pañolada' por parte de la afición, insistió en que pese a tratarse de un "momento duro" esta convencido de que pronto lo superarán.

"Es un momento duro, que a nadie le gusta vivir, pero cuando accedes a un cargo como éste tienes que estar preparado para ello. El fútbol es un juego y la pelotita a veces es caprichosa, pero esta es una situación que considero pasajera y que debemos capear por lo que creo que muy pronto va a quedar reconvertida", explicó.

Cuestionado por si presentaría su dimisión si la afición sigue mostrando en Mestalla su descontento por su gestión, después de que este fuera uno de los puntos esgrimidos para destituir al anterior entrenador Quique Sánchez Flores, Soler señaló que la situación no es la misma.

"La decisión de destituir a Quique se tomó por una serie de razones deportivas, tras el mal juego y resultados. El director deportivo (Miguel Angel Ruiz) nos dijo que era una situación irreversible y tomamos la decisión que creímos mejor para el Valencia", señaló.

Además recordó que la tensión vivida la pasada campaña entre el técnico y el anterior director deportivo, Amedeo Carboni, fue una situación "muy difícil" y que "provocó un fraccionamiento en la afición a favor de uno u otro y las divisiones nunca son buenas".

"La decisión en caliente era echar a los dos a la calle en verano, pero en frío pensamos que teníamos una pretemporada por delante y nos jugábamos la fase previa de la Liga de Campeones, y no había nadie que pudiera conocer a los jugadores mejor que Quique. Creímos que ésa era la mejor decisión para el equipo aunque el corazón nos pedía otra cosa", relató.

En la rueda de prensa que ofreció Soler a la conclusión de la Junta general de Accionistas, el presidente se mostró contrariado por las declaraciones vertidas en contra de su gestión en algunos medios de comunicación por parte de sus predecesores en el cargo, si bien no quiso personificar su crítica sobre Jaime Ortí o Pedro Cortés directamente.

"Nadie que me haya vendido sus acciones haciendo negocio puede decir nada porque vendieron su derecho a opinar", recalcó Soler, quien no quiso desvelar la cifra que han abonado al PSV Eindhoven para poder fichar al entrenador Ronald Koeman. "Al PSV se le pagó una entrada y unas cantidades por objetivos", explicó.

En el apartado económico, tratado durante la Junta, Soler señaló que las pérdidas anuales previstas en torno a los 30 millones de euros hasta que se termine de construir el nuevo estadio es "un déficit necesario y fácilmente asumible".

Además reveló que varias empresas están interesadas en la compra de las parcelas del actual Mestalla que aún quedan a la venta, aunque explicó que debido a la crisis inmobiliaria el club está en condiciones de aguantar más tiempo su venta si cree que puede obtener unos beneficios superiores.

También indicó que al margen de la construcción del nuevo estadio y de la zona de ocio prevista, el club prepara nuevos proyectos "que pueden ofrecer unos beneficios similares a los que nos darán éstos".