Archivo de Público
Martes, 30 de Septiembre de 2008

La Policía se incauta de siete toneladas de hachís en Cádiz

Se han detenido a cinco españoles en la que es la mayor operación de aprehensión de esta droga en este año en Andalucía.

EFE ·30/09/2008 - 12:56h

EFE - Tres policías nacionales comprueban hoy el estado de los fardos con siete toneladas de hachís intervenidos en Andalucía en dos operaciones consecutivas en las que, además, se han detenido a cinco personas.

La Policía Nacional se ha incautado de siete toneladas de hachís en dos operaciones desarrolladas en la provincia de Cádiz en las que han sido detenidas cinco personas, lo que supone la mayor aprehensión de esta droga en lo que va de año en Andalucía.

Según ha informado en una rueda de prensa el comisario provincial de la Policía, José María Deira, la primera operación, denominada Cóndor, culminó el 21 de septiembre con cuatro arrestos y la incautación de una tonelada de hachís en el puerto de Cádiz, que pretendía ser introducida en España oculta en una embarcación de recreo.

Entre los detenidos, todos españoles, está el presunto cabecilla de la organización, A.I.G, apodado 'El Canina', y otro al que llamaban 'El Suizo', ambos "muy conocidos delincuentes del narcotráfico desde hace mucho tiempo", según ha indicado el comisario.

Colaboraron varias brigadas policiales

La investigación, que se ha desarrollado durante diez meses, ha sido realizada por la Brigada Central de Estupefacientes de la UDYCO Central, junto con el Grupo Operativo Local de la Comisaría de Sanlúcar de Barrameda.

Además, han contado con la colaboración de agentes del GRECO de Cádiz, de la UDYCO de Sevilla y de Vigilancia Aduanera.

La investigación continúa abierta y la Policía no descarta nuevas detenciones relacionadas con estas operaciones.

La droga incautada habría alcanzado en el mercado un valor de 10 millones de euros, ya que el hachís incautado era "de gran pureza".

Los cinco detenidos ya se encuentran en prisión por orden de la Audiencia Nacional, encargada del caso, y han sido acusados de un delito contra la salud pública.