Archivo de Público
Sábado, 10 de Noviembre de 2007

Abás dice que cuando los palestinos tengan Estado enterrarán a Arafat en Jerusalén

EFE ·10/11/2007 - 12:44h

EFE - La Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha aceptado un mecanismo propuesto por EEUU para aplicar la primera fase del plan de paz de la "Hoja de Ruta", reveló hoy el jefe negociador palestino en las conversaciones con Israel, Ahmed Qurea, en la foto.

(corrige la cifra en el penúltimo párrafo)

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, afirmó hoy que cuando se establezca el Estado palestino los restos de Yaser Arafat serán enterrados en Jerusalén.

"Seguiremos la senda que nos has dejado Abu Amar (nombre de guerra de Arafat), vamos a construir un Estado palestino con capital en Jerusalén", manifestó Abás durante un acto celebrado hoy en la sede presidencial de Ramala, la "Mukata", con el que se inauguró el nuevo mausoleo y una mezquita en memoria del histórico líder.

A la ceremonia asistieron medio millar de personas, entre diplomáticos extranjeros, dirigentes políticos y religiosos, y notables palestinos, aunque no participó ningún miembro del movimiento islámico Hamás.

Mañana, domingo, se cumple el tercer aniversario del fallecimiento de Arafat en un hospital militar de París, y como prolegómeno a la efemérides se inauguró hoy la primera fase de un proyecto iniciado hace dos años para construir un monumento en memoria del líder palestino.

El nuevo mausoleo, un cubo de grandes proporciones que alberga la tumba de Arafat, consta de cuatro gigantescos ventanales de cristal y una lápida inclinada donde fueron depositadas varia coronas de flores.

El sepulcro está rodeado por un pequeño un estanque y un jardín con 25 tipos de flores, junto al que se alza una mezquita, con capacidad para unas 250 personas y cuyo principal atractivo es el imponente minarete de treinta metros de altura cuya cima está dotada de un sistema de luz que por la noche proyecta un rayo en dirección a Jerusalén.

El mausoleo y la mezquita forman parte de la primera fase del proyecto, valorado en 1,75 millones de dólares, y en el que han participado 12.840 obreros, delineantes y arquitectos palestinos.