Archivo de Público
Lunes, 29 de Septiembre de 2008

La nueva entrega de la serie Bond, 'Quantum of Solace', estará copada de publicidad encubierta

Coca-Cola, Aston Martin, Ford o Smirnoff serán algunas de las muchas marcas publicitadas implícitamente en la cinta 

EFE ·29/09/2008 - 17:06h

Daniel Craig, caracterizado como James Bond.

Quantum of Solace, el nuevo filme de la serie de James Bond, que se estrena a finales de octubre, rebosará de lo que se conoce en inglés como product placement (colocación de productos o publicidad encubierta). Así lo señala hoy el diario británico The Independent, que menciona varias conocidas marcas que aparecerán con seguridad en la película, entre ellas, Coca-Cola, Smirnoff, Heineken, Virgin Atlantic y, por supuesto, Ford, Omega, Sony y Aston Martin.

Así, el teléfono móvil y el ordenador portátil de los que se sirve el actor Daniel Craig son Sony mientras que una de sus "chicas", interpretada por la actriz Olga Kurylenko, conduce al agente 007 por las calles de Panamá en un Ford Ka. Uno de los principales patrocinadores del filme es una empresa británica dedicada al alquiler de reactores privados llamada Ocean Sky. La empresa prestó cinco de sus reactores a la productora del filme, Eon, que los utilizó para los desplazamientos del equipo de rodaje dentro y fuera de Panamá durante una semana.

En el filme, explica The Independent, los aviones de Ocean Sky aparecerán ocho veces, y en una de las escenas se verá a una azafata vistiendo el uniforme completo de la compañía, diseñado por el modisto Hugo Boss.

'Buy another day'

Según el periódico, la cifra total de colocaciones de productos en la nueva película superará incluso a la que soportó ya otro filme de la serie, el titulado Die another day (Muere otro día, 2002), con Pierce Brosnan, donde había tantos "anuncios" que muchos la apodaron en inglés 'Buy another day' ('Compra otro día'). Se cree que en aquella película un total de veinte empresas pagaron unos 88 millones de dólares para colocar sus productos o utilizar la marca Bon en su publicidad.

En el primer filme de la serie con Daniel Craig, Casino Royale (2006), el número de empresas patrocinadoras se redujo a seis aunque éstas invirtieron, según se cree, cerca de 72 millones de dólares por hacerse publicidad.

En esa última película, la colocación de productos llegó, según algunos, demasiado lejos: en una de las escenas, el personaje interpretado por la actriz Eva Green mira el reloj de Bond y pregunta: "¿Rolex?", a lo que el agente 007 responde: "No, Omega".