Archivo de Público
Lunes, 29 de Septiembre de 2008

Múgica cree que la memoria histórica no puede ser un "arma contra la convivencia"

El Defensor del Pueblo señala que, aunque fue "víctima" del franquismo y estuvo en la cárcel a una edad muy joven, lo mejor es abogar por la reparación de los hechos 

EFE ·29/09/2008 - 12:56h

EFE - El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica.

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ha afirmado hoy que la memoria histórica "no puede ser un arma, un instrumento utilizado por algunos para retornar a situaciones anteriores" que vaya en contra de la "gran convivencia que se vive entre los españoles".

Múgica ha realizado estas declaraciones en Oviedo donde asiste a las XXIII jornadas de coordinación de Defensores del Pueblo con sus homólogos de las doce comunidades autónomas que tienen esta institución.

El Defensor del Pueblo ha señalado que, aunque fue "víctima" del franquismo y estuvo en la cárcel a una edad muy joven, aboga por que la memoria histórica sea utilizada para la reparación de los hechos y para ayudar a la exhumación de los restos.

Pocas quejas 

Ha asegurado que durante la transición ha sido el periodo en el que ha habido más publicaciones sobre la guerra y la represión franquista.

"Hasta el momento no han llegado muchas quejas"

Múgica ha reseñado que hasta el momento no han llegado muchas quejas a la oficina del Defensor en relación a la memoria histórica quizá porque ya están abiertas otras vías de comunicación a las que pueden acudir los familiares.

Listas fraudulentas 

Respecto a la posibilidad de que la izquierda abertzale se presente a las elecciones autonómicas del País Vasco con una "lista blanca", ha subrayado que tiene "mucha confianza en que la Fiscalía General del Estado esté atenta en la aparición de listas fraudulentas".

Sobre la situación económica actual, el Defensor del Pueblo ha abogado por introducir elementos correctores previos al desarrollo del mercado y "no parches posteriores cuando se desorbita".

Múgica ha recordado que el tema central de las jornadas es la defensa de los derechos de las personas en situación de desproteción social grave con el objetivo de promover su autonomía personal y atención correspondiente.