Archivo de Público
Viernes, 9 de Noviembre de 2007

Seitaridis, baja casi segura, y Santana sustituye a Raúl García

EFE ·09/11/2007 - 23:19h

EFE - El griego Giorgios Seitaridis es baja casi segura por lesión para el partido que el Atlético disputará el próximo domingo ante el Almería.

El griego Giorgios Seitaridis es baja casi segura por lesión para el partido que el Atlético disputará el próximo domingo ante el Almería, mientras que el brasileño Cleber Santana actuará en lugar del sancionado Raúl García en el centro del campo.

Son las dos principales novedades que presentará el equipo entrenado por el mexicano Javier Aguirre en el estadio de los Juegos Mediterráneos.

Seitaridis sufre una leve tendinitis que le impidió entrenarse hoy con el resto de sus compañeros en la Ciudad Deportiva de Majadahonda y lo más probable es que no esté totalmente recuperado para el encuentro del próximo domingo.

El colombiano Luis Amaranto Perea será el ocupe la demarcación de lateral derecho, mientras que el portugués Ze Castro probablemente sea el acompañante del internacional Pablo Ibañez en el centro de la defensa.

El brasileño Cleber Santana, habitual suplente en el equipo de Aguirre esta temporada, tendrá su oportunidad en Almería al tener que cumplir Raúl García un partido de sanción por acumulación de amonestaciones.

El Atlético se entrenó hoy en las instalaciones deportivas de Majadahonda con más público que el habitual por ser festivo en Madrid.

El ejercicio de los rojiblancos fue presenciado por el director general del club, Miguel Angel Gil Marín, quien conversó durante unos minutos con los argentinos Sergio Kun Agüero y Maxi Rodríguez.

Los jugadores del Atlético trabajaron de forma suave y mañana sábado volverán a hacerlo a puerta cerrada a primera hora de la mañana para, a mediodía, viajar en avión a Almería, donde el domingo a las 17.00 horas jugarán contra el conjunto local.

En el Atlético se ha trabajado durante la semana, sobre todo, el aspecto defensivo, aunque desde el vestuario se transmite tranquilidad en este aspecto. Nadie concede excesiva importancia a los siete goles encajados en los dos últimos partidos.