Archivo de Público
Sábado, 27 de Septiembre de 2008

Los obispos tildan a Ciudadanía de "formadora de conciencias"

El portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, afirma que la "mera existencia" de la materia es "contraria a la doctrina social de la Iglesia" 

M.Á.M ·27/09/2008 - 11:38h

La asignatura Educación para la Ciudadanía es, a juicio de los obispos, un elemento de "formación estatal obligatoria de las conciencias".

El portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, defendió ayer a los centros católicos que apuestan por la objeción a la asignatura siguiendo las recomendaciones del propio Episcopado, que sentenció ayer que la "mera existencia" de la materia es "contraria a la doctrina social de la Iglesia".

Martínez Camino aseguró que en algunos colegios de ideario católico se ha optado "por no ofrecer" Ciudadanía. El rechazo de la jerarquía católica a la asignatura es tal que el portavoz episcopal la describió ayer como una herramienta que convierte al Estado en "formador de conciencias, en contra de los derechos fundamentales de los padres y ciudadanos".

"Ciudadanía, sí, pero no así"

Como forma de legitimar sus críticas, Martínez Camino subrayó que "no se puede imponer a nadie ninguna conciencia moral, tampoco la católica". "En ese caso también estaríamos en contra", afirmó el portavoz, aunque la asignatura de religión ha sido obligatoria y evaluable en España durante décadas con la anuencia de la jerarquía católica.

"Ciudadanía sí, pero no así", fue el eslogan al que se sujetó ayer Martínez Camino para resumir la postura oficial del Episcopado en relación con este asunto. El número tres de la Conferencia Episcopal cargó ayer contra Ciudadanía con más adjetivos y de más peso que los empleados, solo dos días antes, por el presidente de los obispos.

Antonio María Rouco Varela dejó entonces abierta la esperanza a una modificación de la asignatura que la reconcilie con la Iglesia. Opción que quedó ayer un poco más cerrada con las palabras de Martínez Camino.