Archivo de Público
Viernes, 9 de Noviembre de 2007

Pasqual Maragall y Maya Picasso rinden homenaje a Jacint Reventós

EFE ·09/11/2007 - 20:32h

EFE - El ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall y la hija mayor de Pablo Picasso, Maya, han rendido hoy homenaje a Jacint Reventós en Barcelona en la presentación de su libro de memorias.

El ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall y la hija mayor de Pablo Picasso, Maya, han rendido hoy homenaje a Jacint Reventós en Barcelona en la presentación de su libro de memorias.

Al acto, que ha tenido lugar en la sede de la Real Academia de Bellas Artes de Sant Jordi, no ha podido asistir el autor de las memorias, que ha asistido hoy al entierro de su mujer, Anna Gil de Biedma.

En la presentación, Pasqual Maragall ha señalado que "hay pocos ciudadanos de Cataluña tan ecuánimes y exactos como el Cinto Reventós, porque ha sido imparcial, ha querido ser intermediario en muchas de las cosas importantes que han sucedido en Cataluña en los últimos 50-60 años y nunca ha querido ser protagonista".

La militancia socialista y la profesión médica han llevado a Reventós, ha recordado Maragall, a tener acceso al mundo de los trabajadores.

Los socialistas Joan Reventós, Josep Pallach, Raimon Obiols y Ernest Lluch son figuras centrales del relato de sus memorias, pero también Jordi Pujol, Josep Laporte, los Trias, Serratosa y también el trío de artistas Pierrette, Mariette y Nicole (Gargallo, Llorens Artigas y Fenosa, respectivamente), además del entorno de Picasso.

El sur de Francia fue durante años, ha añadido Maragall, "el único territorio donde uno se sentía libremente catalán y Cinto Reventós se encontraba allí como en casa".

En este punto, Maragall ha hecho un inciso para explicar que en una reciente carta enviada al Rey le pidió que fuera alguna vez a visitar la tumba de Machado en Collioure (Francia), "no como el gesto de un Rey hacia la República, sino como reconocimiento de una valía artística".

Maya Picasso ha tenido palabras de agradecimiento a Cinto Reventós, de quien ha valorado "esa tendencia que tiene hacia la izquierda, como mi padre", y su mujer Anna, a quien le hubiera gustado volver a ver.