Archivo de Público
Viernes, 9 de Noviembre de 2007

La debilidad del dólar redujo el déficit comercial de EE.UU. en un 0,6% en septiembre

EFE ·09/11/2007 - 16:05h

EFE - La mayoría de los analistas había calculado que el déficit de ese mes subiría a unos 59.300 millones de dólares.

La depreciación del dólar estimuló las exportaciones de Estados Unidos a un valor sin precedentes en septiembre e hizo que el déficit comercial bajara inesperadamente en un 0,6 por ciento, informó hoy el Gobierno.

El Departamento de Comercio indicó que el déficit, que en agosto había sido de 56.804 millones de dólares, en septiembre sumó 56.453 millones de dólares, el nivel más bajo desde mayo desde 2005.

La mayoría de los analistas había calculado que el déficit de ese mes subiría a unos 59.300 millones de dólares.

Dentro de un panorama más amplio, ensombrecido por la crisis inmobiliaria y las aprensiones entre las instituciones financieras comprometidas en hipotecas incobrables, el indicador de hoy iluminó la jornada para la administración del presidente George W. Bush.

"El dato muestra que continúa el fuerte crecimiento de las exportaciones, que han aumentado casi un 12 por ciento desde enero", afirmó la directora de Comercio Exterior, Susan Schwab, mientras "el déficit comercial ha caído más de un 9 por ciento" en este periodo.

En septiembre las exportaciones de bienes y servicios de Estados Unidos subieron un 1,1 por ciento y alcanzaron el valor sin precedentes de 140.100 millones de dólares.

El crecimiento fue aún más notable en las exportaciones de bienes, cuyo valor aumentó un 3,2 por ciento y llegó a la cifra, también sin precedentes, de 100.220 millones de dólares.

El mayor incremento ocurrió en las exportaciones de bienes de capital, materiales industriales y alimentos, que marcaron récords.

A su vez, las importaciones subieron un 0,6 por ciento y llegaron a un valor de 196.600 millones de dólares, el segundo más alto registrado.

Entre enero y septiembre de este año, Estados Unidos ha experimentado un déficit comercial de 527.522 millones de dólares, comparado con uno de 581.599 millones de dólares del mismo periodo del año pasado.

En 2007 el déficit total llegó a la cifra sin precedentes de 758.522 millones de dólares, pero la depreciación del dólar frente a las monedas de sus principales socios comerciales y la reactivación económica global, que aumentó la demanda de productos estadounidenses, mejoró la balanza comercial de EE.UU.

En comparación con un año antes, el déficit comercial bajó casi un 14 por ciento. En ese período las exportaciones aumentaron un 14 por ciento y las importaciones subieron un 4,9 por ciento.

"El crecimiento fuerte y sostenido de las exportaciones proporciona un sustento considerable a la economía de EE.UU.", dijo Schwab.

"Los datos del tercer trimestre de este año muestran que casi la mitad del ritmo de crecimiento de la economía, de un 3,9 por ciento anual, puede atribuirse a la expansión de las exportaciones", apuntó.

Para los estadounidenses, según la funcionaria, "la eliminación de barreras en el comercio mundial y el mayor intercambio mejoran la productividad, generan crecimiento del ingreso y multiplican los empleos bien pagados".

El informe de hoy mostró que el superávit de los países de América Latina y del Caribe en su comercio de bienes con Estados Unidos bajó un 4,6 por ciento en agosto y quedó en 8.707 millones de dólares.

En los nueve primeros meses de este año la región ha acumulado un superávit de 73.981 millones de dólares, esto es casi un 15 por ciento por debajo de los 77.372 millones de dólares en igual periodo del año anterior.

Por su parte, el superávit de los países de la Unión Europea en su comercio de bienes con Estados Unidos cayó más de un 37 por ciento, de 10.234 millones de dólares en agosto a 6.433 millones de dólares en septiembre.

En los nueve primeros meses del año, la UE acumuló un superávit de 77.273 millones de dólares o un 12,6 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.

El Gobierno indicó que el déficit comercial de Estados Unidos con los países del este de Asia subió un dos por ciento en septiembre, hasta los 32.066 millones de dólares.