Viernes, 9 de Noviembre de 2007

Serbia advierte del "peligro" que supondrían actos unilaterales para Kosovo

EFE ·09/11/2007 - 19:21h

EFE - El presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu (i) y el primer ministro Agim Ceku (d) a la salida de una reunión.

El ministro serbio de Exteriores, Vuk Jeremic, advirtió hoy del "peligro" que supondría la proclamación unilateral de la independencia de Kosovo por parte de los albaneses y su reconocimiento por algunos países.

"Espero que el proceso (del estatuto de Kosovo) termine con un compromiso", dijo Jeremic, al indicar que Belgrado trabaja con todos los factores internacionales para que sean evitados actos unilaterales, que según las autoridades serbias desestabilizarían la región de los Balcanes.

Jeremic abogó por una continuación de las negociaciones entre serbios y albaneses sobre el futuro estatuto de Kosovo, si no se produce un acuerdo hasta el 10 de diciembre.

En esta fecha concluye la nueva fase negociadora, abierta en agosto pasado bajo mediación de la "troika", formada por la UE, Estados Unidos y Rusia.

Los albaneses, que son un 90 por ciento de la población de Kosovo, reclaman la independencia como la única salida y advierten de que la proclamarán de forma unilateral si no la obtienen para entonces en el proceso internacional.

Los albaneses consideran que podrían ganarse el apoyo de Estados Unidos y de otras potencias occidentales para la independencia que proclamen de esa forma.

Serbia se opone rotundamente a la soberanía de su provincia, a la que ofrece una autonomía máxima, y propone el modelo de Hong Kong para buscar la solución.

Jeremic indicó también que sólo una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU puede decidir sobre el despliegue de una misión de la Unión Europea (UE) en sustitución de la actual misión administradora internacional en Kosovo.

"Este es un momento delicado en el proceso de Kosovo, debemos obrar con mucha cautela en los pasos a dar. Es importante que todo lo que hacemos tenga clara legitimidad, y eso es posible sólo con un consenso y con su confirmación en el Consejo de Seguridad", dijo.

Tras recalcar que la Resolución 1.244 -que recogió el plan de paz de 1999- es la única que define ahora la situación en Kosovo, insistió en que "si se quiere cambiar cualquier forma institucional de administrar la provincia, lo mejor es que el Consejo de Seguridad se pronuncie explícitamente al respecto".