Viernes, 9 de Noviembre de 2007

Zapatero anuncia un "Fondo para el Agua" al que España aportará 1.500 millones de dólares

EFE ·09/11/2007 - 14:10h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy la creación de una base fija española en Panamá para ayuda de emergencia a toda Centroamérica. En la imagen, Rodriguez Zapatero posa con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anfitriona de la Cumbre Iberoamericana.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy en la XVII Cumbre Iberoamericana la creación de un "Fondo para el agua" y comprometió ayuda española por un importe mínimo de 1.500 millones de dólares para los próximos cuatro años.

En su intervención ante el plenario de la Cumbre, acompañado por el Rey Juan Carlos, Zapatero confió en que otros países y organizaciones se sumen a este Fondo, que tendrá como objetivo cumplir los Objetivos del Milenio en la región iberoamericana y reducir a la mitad para 2015 el número de personas sin acceso al agua potable en la región.

En Iberoamérica, recordó, todavía 58 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 138 millones viven sin acceso a saneamientos adecuados, principalmente comunidades rurales e indígenas.

"España, por su relación histórica con Iberoamérica, puede y debe comprometerse para que el Objetivo del Milenio se cumpla en la región", manifestó Zapatero, quien señaló que la aportación española al Fondo ya está consignada en los presupuestos generales del Estado para 2008.

El jefe del Ejecutivo español mostró su satisfacción por que las Cumbres Iberoamericanas hayan pasado "de la retórica a los compromisos, de las musas al teatro" y haya dejado atrás los discursos para poner en marcha iniciativas concretas de desarrollo.

Tras recordar que la falta de agua causa la muerte de 22 millones de personas anualmente en el mundo, se mostró convencido de que los proyectos en este sector son prioritarias para hablar de desarrollo y cohesión social, dado el gran impacto que tienen en las comunidades pequeñas inversiones.

Junto a esta decisión, Zapatero mostró su satisfacción por el acuerdo sobre Seguridad Social alcanzado en la Cumbre, un gran avance que, dijo, garantizará los derechos de los trabajadores migrantes a la hora de cobrar sus pensiones.

Tras destacar también la buena marcha de los programas de canje de deuda por educación puestos en marcha por España, Zapatero elogió el programa aprobado para favorecer la movilidad educativa en los ciclos superiores, un proyecto que nacerá bajo en nombre de "Pablo Neruda".

A su juicio, la Cumbre de Santiago de Chile será recordada como la reunión en la que "se movilizaron los esfuerzos, se pusieron los recursos y se centraron nuestros anhelos y nuestras esperanzas en la tarea más alta, más noble y más digna: acabar con la injusticia, la pobreza y la miseria".

Ante los 22 países participantes, destacó la buena marcha de la economía española, pero les aseguró también que España no quiere crecer sola, sino acompañada de la región iberoamericana.

"España va a poner todo su esfuerzo para que el conjunto de los pueblos de esta región puedan a partir de hoy tener un paso más de esperanza", garantizó.

Zapatero aprovechó su intervención ante el plenario para saludar a los presidentes electos de Argentina, Cristina Fernández, y de Guatemala, Álvaro Colom, personas que llevan la cohesión social, lema de la cumbre, en el "corazón de sus objetivos políticos".